Ir al contenido

Las 10 competencias laborales más valoradas por las empresas en 2021

Destrezas, habilidades, actitudes y aptitudes que conforman a un candidato o trabajador en nuestra empresa, constituyen lo que conocemos como competencias laborales. Naturalmente y, con el paso de los años, estas cambiarán según las exigencias del contexto.

¿No tienes tiempo para leer el artículo? ¡Aquí puedes reproducir y descargar el artículo completo en formato audio!

Hoy más que nunca podemos afirmar que de hecho y en consonancia con lo que anuncian los expertos, estamos viviendo la que se denomina “cuarta revolución industrial”. El auge del teletrabajo o home office, cambió por completo lo que entendíamos acerca del mundo laboral. Y con ello, también cambió aquello que debemos esperar de nuestros colaboradores.

Qué son competencias laborales

Podríamos definir a las competencias laborales como un conjunto capacidades, innatas o adquiridas, generales o particulares, que son necesarias por parte de un trabajador para desarrollarse en un determinado rol.

Las competencias laborales se pueden también explicar, entendiendo que estas marcan como distinción la manera en la cual una persona ejecuta una labor específica. Por ejemplo, podríamos encontrar fácilmente un buen puñado de 20 o 50 candidatos para convertirse en programadores de nuestra empresa en solo un par de horas. Pero únicamente un par de ellos o ellas, serán aptos para adaptarse a la cultura de nuestra organización.

formato evaluacion desempeño excel

 

El concepto de “competencias” aplicado al mundo laboral, fue desarrollado por varios autores e investigadores, pero fue el psicólogo David McClelland en los ’70 quien logró popularizar el término.

En su teoría demostrada, el catedrático logró probar que para que una persona sea apta para desarrollarse profesionalmente, no solamente es suficiente con que posea conocimiento sobre su rol, sino que además, obligadamente requiere el desarrollo de otro tipo de habilidades asociadas.

Cinco principales tipos de competencias laborales

Al momento de emprender un proceso de búsqueda en rh, es muy habitual que las personas a cargo, se encuentren con la gran dificultad de elegir qué tipo de competencia será la que prioricen en esta instancia.

Es por eso que, antes que nada, es importante entender las dinámicas de nuestra empresa, cómo se desarrolla el employee experience de acuerdo con el feedback de los trabajadores y, por otra parte, qué tipos de competencias existen:

  • Competencias de comportamiento: se relaciona con aquellas habilidades más suaves que se requieren para un trabajo.
  • Las competencias técnicas: son aquellas que hacen al uso eficaz de los sistemas, herramientas o mecanismos, exclusivamente necesarios para el puesto.
  • Competencias de liderazgo: se trata de las cualidades que conforman la capacidad y disposición para la conducción de grupos, que es además plausible de ser medida.

Competencias laborales y habilidades ¿son lo mismo?

A menudo y, erróneamente, existe una tendencia a interpretar estos conceptos como intercambiables. A pesar de que en ciencias sociales no hay verdades absolutas, lo cierto es que competencias y habilidades son dos ideas diferentes que comparten ciertas similitudes.

Las habilidades son destrezas o conocimientos específicas y necesarios para realizar un trabajo puntual. Estas se clasifican en dos grupos: habilidades duras y habilidades blandas. Las habilidades duras suelen ser técnicas, propias de una disciplina (por ejemplo: uso de planillas de cálculo para contabilidad). Las habilidades blandas, en cambio, son más generales y hacen al desempeño de la persona (por ejemplo: manejo de tiempo o comunicación verbal).

Por su parte, las competencias laborales, son aquellos conocimientos que garantizan a que una persona ejecute sus labores en manera exitosa, es decir el “cómo”. Se trata de la forma en la que los comportamientos de un empleado generan más y mejores resultados, un elemento fundamental y diferenciador entre otros pares o candidatos.

competencias laborales ejemplos

Competencias laborales ejemplos

Como mencionamos anteriormente, la mejor forma de comprender qué es (y que no es) una competencia laboral, es abarcar el universo de las habilidades y tener en cuenta que las competencias hacen referencia a la forma en la que un trabajador realiza sus labores.

De esta manera, al momento de publicar un anuncio de búsqueda, podríamos organizar la información de la siguiente forma:

Habilidad dura Habilidad blanda Competencia
Edición de vídeo Pensamiento creativo Capacidad de análisis

10 Competencias laborales mas demandadas en 2021

El mundo laboral se encuentra, naturalmente, en constante cambio y movimiento. Una clara muestra de esto, fue el viraje profundo hacia la digitalización de empresas y la ya mencionada, “explosión” del fenómeno del teletrabajo. Estas nuevas formas de trabajo como bien sabemos todos, fueron impulsadas por la crisis del Covid-19 que llegó para modificar nuestras vidas por completo.

En este contexto de alta volatilidad, incertidumbre y de grandes desafíos en casi todos los frentes, es de vital importancia para hacer crecer nuestra empresa, apostar al capital humano sabiendo diferenciar qué competencias laborales no pueden faltar en nuestros equipos:

  1. Mentalidad de crecimiento

    Impulso, curiosidad, ambición. Cualquier definición es válida para definir a aquel o aquella candidata que no se conforme con el status-quo. Que no tenga miedo a tomar riesgos, hacer preguntas e intentar cosas nuevas. Todo esto todo con el fin de desarrollarse profesionalmente y ampliar los horizontes de la compañía.

  2. Toma de decisiones en base a datos

    En un mundo en crisis es crucial que nuestros trabajadores, sobre todo managers, sepan cuándo, dónde y cómo elegir qué camino seguir. Siempre orientado a maximizar resultados y utilizar recursos de la manera más eficiente posible.

  3. Pensamiento crítico

    Cuestionar procesos, metas y dinámicas de grupo, entre otras cosas, fomenta la innovación. Poder darse el espacio para re-pensar nuevas ideas innovadoras que ayuden a seguir creciendo es vital.

  4. Resiliencia

    Se trata de no solamente poder lidiar con la frustración y las negativas de la vida en general y del trabajo, sino de poder rápidamente volver al ruedo. Un empleado o empleada ideal en estos tiempos debe poder “barajar y dar de nuevo”, sin mayores inconvenientes.

  5. Flexibilidad

    Debemos apuntar a que nuestros trabajadores cuenten con la capacidad intrínseca y de recursos.  Para poder adoptar nuevas formas de trabajo ya sea presencial o remota, utilizar nuevas herramientas y aceptar cambios en la estructura de los equipos.

  6. Comodidad en un entorno digital

    Parece una obviedad pero no lo es. Ya no se trata de poder utilizar una plataforma de video llamadas o un tablero de organización interna. Sino de encontrar personas que puedan gestionar su tiempo y desempeño laboral en manera 100% remota. Además, es importante que se puedan adaptar a un contexto puramente virtual, operando desde la nube.

  7. Alta productividad

    En un contexto social de crisis, optimizar recursos es clave, y uno de estos recursos es el tiempo. Nuestro trabajador ideal en 2021 debe poder aprovechar al máximo y sin descuidar su bienestar y sus niveles de estrés laboral.

  8. Compromiso

    Esto es crucial al trabajar en manera remota. Al trabajar desde casa, es fácil tentarse a enfocarse en tareas que no son estrictamente laborales. Esto sucede por no estar en contacto con los compañeros, no asistir a reuniones o por no salir de casa. Por eso, es imprescindible tener un compromiso con la organización y con las tareas de trabajo. Para ello es importante asistir a las reuniones online, estar en línea cuando corresponde, cumplir con objetivos y poder ser responsable de los resultados.

  9. Aprendizaje independiente

    El trabajo y la manera de trabajar están evolucionando a pasos agigantados. Por esta razón es importante estar siempre adaptándose a los cambios y tener un aprendizaje continuo. Para ellos se pueden realizar diversas practicas como, solicitar tiempo para hacer un curso o mentoría dentro de la empresa. También puedes buscar nueva formas de realizar tareas, incorporar nuevos hábitos o incluso aprender de nuestros compañeros. Todas estas y más variables son importantes a considerar de cara a incorporar un empleado. Se trata de buscar a quienes estén dispuestos a crecer con la empresa.

  10. Trabajo en equipo

Hoy en día es esencial poder confiar en otros trabajadores, respetar sus tiempos y contar con una comunicación clara y concisa. El trabajo en equipo es la herramienta clave para alcanzar objetivos de negocio.

competencias laborales mas demandadas

Cómo evaluar las competencias laborales

  • Rueda de competencias
    Se trata de concentrar ocho competencias clave en un gráfico circular que quedará seccionado en partes iguales. La medición se realiza en una escala de puntos del 1 al 10 y es ideal realizarla en forma periódica. Puedes descargar un modelo de rueda de competencias desde este enlace.
  • KPI’s y evaluación de desempeño
    Los indicadores clave son fundamentales para poder realizar una observación concienzuda acerca de la performance de los empleados. Además, son importantes aliados para poder retener el talento de nuestra empresa y disminuir la rotación de personal. Los KPI pueden personalizarse según la habilidad o, en este caso, competencia, que se quiera rastrear y medir.
  • Reuniones uno a uno
    Reservar tiempo para estar cara a cara, aunque sea a través de video llamada, es una excelente iniciativa para evaluar no solo las habilidades interpersonales sino también para poder entender de primera mano cuáles son las competencias de nuestro empleado o empleada y poder dar feedback al respecto. Es ideal documentar los puntos que se tocan en estas reuniones y hacer un seguimiento al respecto, en forma periódica.

 

Los tiempos de crisis son efectivamente momentos de grandes oportunidades, para experimentar, innovar y expandir nuestros horizontes. Todo indica que este contexto no cambiará al menos en el mediano plazo. Por esta razón es esencial contar con trabajadores que cuenten con las competencias clave con gran capacidad de adaptación. Es necesario tener esto presente a la hora de plantear objetivos de la empresa o iniciar un proceso de reclutamiento.

 

Deja de perder de tiempo con tareas cotidianas. Confía en un software de recursos humanos para tus procesos diarios y concéntrate en lo que de verdad importa ¡hacer crecer tu empresa!

 

✅ ¡Pide tu demo gratuita y empieza a delegar tus procesos de RH en un software especializado!

Este artículo también está disponible en: Español, Italiano, Portugal

Publicaciones relacionadas

Dejar comentario