Ir al contenido

Liderazgo transformacional: características, ventajas y desventajas

Seguro que en más de una ocasión has escuchado la frase “necesitamos más líderes y menos jefes”. Y es que el mundo profesional necesita un cambio; en todas las empresas hay jefes desde tiempos inmemoriales. Y si a muchos les preguntas qué es un jefe, te responderán que un jefe es el que manda. Es por esto que hoy venimos a hablar del liderazgo transformacional.

¿Crees que mandar es lo único que tiene que hacer un jefe? Ya hay muchas empresas que se han dado cuenta de que es necesario ir más allá. Y por eso buscan gente que no mande, sino que lidere. ¿Quieres saber más?

¿Qué es el liderazgo transformacional?

Empecemos con su definición. Liderazgo transformacional es la capacidad de influir positivamente en el progreso. Así como también, en desarrollo de las personas con las que se trabaja.

Otra forma de definirlo es como la guía. La mejora continua que lleva hacia el cambio. ¿No te parece que todos imaginamos a un líder como alguien que guía? ¿Y que a la vez sabe cómo sacar lo mejor de nosotros?

¿Conoces algo sobre estilos de liderazgo? Los más clásicos son el autoritario, el laissez-faire y el democrático.

El autoritario es el que se dedica a mandar y el laissez-faire lo deja todo muy en el aire. Aunque se les clasifique como líderes, ¿crees que de verdad lo son? El líder democrático es el que de verdad trabaja con su equipo. Y esta actitud se acerca mucho más a lo que entendemos como líder.

Además de esta clasificación, hay muchas otras. Entre ellas está el liderazgo transformacional. Que es el que para muchos expertos cumple totalmente con lo que tiene que ser un auténtico líder.

Características del liderazgo transformacional

Un líder transformacional tiene una serie de cualidades que le diferencian de los demás líderes:

  • Capacidad de influir de forma positiva sobre los demás.
  • Persona con habilidades para enseñar y mover a la acción.
  • Seguro de lo que hace en su toma de decisiones. Aunque es consciente de que nadie es perfecto y se puede equivocar.
  • Es paciente y visualiza el futuro a largo plazo porque sabe que los cambios grandes llevan su tiempo.
  • Atiende a los empleados de forma individual. Por ejemplo, si tiene que dar feedback a los empleados, lo hará individualmente.
  • Sabe cómo reconocer el buen trabajo que hace su equipo.
  • Tiene una gran capacidad para impulsar el cambio.
  • Unido con lo anterior, en este tipo de liderazgo se potenciará el conocimiento en los equipos de trabajo. Para que entiendan las decisiones dentro de la empresa, por qué se toman unas y no otras.
  • Este líder será un ejemplo a seguir, una inspiración dentro del equipo para mejorar.
  • Los líderes transformacionales son capaces de crear ambientes motivantes y estimulantes.

Quizá no todo el mundo tiene capacidad para ser un líder transformacional. Pero sí se puede aprender de ellos en lo más importante. Que es su capacidad para motivar el cambio y la mejora.

Liderazgo adaptativo, liderazgo carismático y liderazgo situacional

Dentro de la literatura empresarial hay unas cuantas definiciones de estilos de liderazgo. En este apartado vamos a centrarnos en el liderazgo adaptativo, en el liderazgo carismático y en el liderazgo situacional. Porque son los que más pueden o suelen confundirse con el liderazgo transformacional.

Liderazgo adaptativo

Este tipo de liderazgo, lo que busca no es adaptarse al entorno o al contexto. Sino, adaptarse a las personas y sus dinámicas. Se enfrenta a una postura de líder desde una perspectiva más humanista. En la cual su objetivo es entender las situaciones humanas. Independientemente de los problemas técnicos, busca entender a un punto más emocional a sus colaboradores.

En el liderazgo adaptativo, el líder se adapta a las personas de la empresa. No al contexto ni al entorno, sino a las personas. Por supuesto que supone un paso adelante con respecto a los tradicionales jefes. Que son los que intentan que los demás se adapten a su forma de dirigir.

Liderazgo carismático

Los líderes carismáticos son esas personas que tienen “algo”. Tienen capacidad de seducción, comunican muy bien y por eso son capaces de generar entusiasmo en los demás. Esto es muy bueno porque estos líderes son capaces de conseguir que los trabajadores den el máximo.

El inconveniente de este líder es que, al ser una persona que cae muy bien, sus errores se minimizan. Y sus aciertos se mitifican, con lo que no siempre se es objetivo con ellos.

Liderazgo situacional

Este tipo de liderazgo supone que la persona responsable del equipo adapte su forma de manejar y llevar a cabo las tareas de acuerdo al contexto. A diferencia del liderazgo adaptativo, este no busca adaptarse a las personas, sino a la situación.

El origen de este tipo de liderazgo se encuentra en el modelo de Hershey y Blanchard. Es un modelo fácil de identificar. Basándose en cómo el líder decida abordar la situación dependiendo del contexto en el que se encuentren.

Una de las razones por la cual los líderes optan por este tipo de liderazgo es su alta flexibilidad, permitiendo que sea un modelo totalmente personalizable. A demás, cada líder tiene la posibilidad de elegir el modelo que más se adapte a su entorno. Estos son los modelos de liderazgo situacional:

  • Persuasivo
  • Participativo
  • Delegador
  • Directivo

Ejemplo de liderazgo transformacional, adaptativo o carismático

Ejemplo 1: Adaptativo

Pongamos primero el ejemplo de la señora A, una líder adaptativa. Se caracteriza por adaptarse a la persona con la que está en un momento dado, a sus necesidades individuales.

La señora A llega a la oficina y se pone a hablar con su secretaria. Como a la secretaria le gusta hablar del tiempo, la señora A se adapta a dicha conversación. A los 10 minutos tiene una reunión con otro colega que no quiere tener más conversación que la profesional. Y también se adapta a su forma de ser. De hecho, siempre querrá que le digan la verdad, aunque no siempre sea agradable.

También, la señora A sabe que las funciones de sus trabajadores tienen que estar suficientemente definidas. Pero sin ser muy rígidas para que no les limiten la capacidad creativa.

Ejemplo 2: Carismático

Vamos ahora con los ejemplos de liderazgo carismático. En este tipo de liderazgo suelen incluirse personas tanto de perfil empresarial como de perfil no empresarial.

De perfil no empresarial tenemos líderes carismáticos como Winston Churchill, Gandhi, Nelson Mandela o Michael Jordan. Un líder carismático de perfil empresarial es Steve Jobs, que de hecho es el ejemplo que siempre se pone.

Los líderes carismáticos tienen un poder de comunicación brutal. De tal forma que inspiran a los trabajadores y generan entusiasmo. Así están motivados y trabajan dando su máximo esfuerzo. Generalmente, la presencia de estos líderes contribuye a que el ambiente laboral sea agradable. Y al buen rendimiento de los trabajadores.

Ejemplo 3: Transformacional

Por último, vayamos con los ejemplos de liderazgo transformacional. Aquí los ejemplos que se suelen poner son Steve Jobs (también lo hemos visto como líder carismático) y Elon Musk.

La diferencia de los líderes transformacionales, con los carismáticos. Es que los primeros dan mucha importancia a la generación de cambios. Un líder carismático quizá no haga esto, por mucho que su personalidad sea arrolladora.

Hay muchos ejemplos anónimos de líderes transformacionales. Los directores que dan una nueva vida a las empresas aumentando con ello su rentabilidad, son líderes transformacionales. Las empresas tecnológicas suelen ser un buen caldo de cultivo para líderes transformacionales. Debido a que siempre están innovando y probando cosas nuevas.

Diferencias entre liderazgo transformacional y transaccional

Hasta ahora te hemos presentado los distintos tipos de liderazgo. Como cualidades unidas a las personas, pero esta no es la única forma de verlo. Es por esto que ahora vamos a analizar las diferencias entre liderazgo transaccional y liderazgo transformacional. Pero no mirando a los líderes, sino al funcionamiento de las empresas.

Como ya hemos definido y ejemplificado el liderazgo transformacional, vamos a centrarnos en el transaccional.

El liderazgo transaccional se caracteriza por el mantenimiento de la estabilidad de la compañía. Sin cambiar mucho los métodos de negocio.

Las características del liderazgo transaccional son:

  • Mantenimiento de la estabilidad de la empresa.
  • La empresa comunica sus objetivos a los empleados para que los sigan. De forma sencilla podríamos decir que hacen lo que el jefe les dice.
  • Si los empleados cumplen bien se les premia y si no se les “castiga”.
  • La comunicación es unidireccional. Ya que los líderes son los que deciden el camino a seguir y lo comunican a los empleados.
  • La relación del líder transaccional es impersonal y no duradera, solo se da entre el empleado y la empresa.

Ahora que ya conocemos ambos tipos de liderazgo. Podemos decir que el liderazgo transaccional busca mantener la forma de trabajar de la empresa. Mientras que el transformacional busca realizar cambios para mejorar su funcionamiento.

También hemos podido ver que ambos liderazgos se diferencian en la comunicación entre líderes y trabajadores. Las relaciones entre líderes y empleados en el liderazgo transformacional son abiertas y amistosas. Mientras que no es así en el liderazgo transaccional.

¿Qué liderazgo es mejor: transaccional o transformacional?

Podríamos decir que los liderazgos transaccional y transformacional son prácticamente contrarios. Además, vista la descripción anterior. Quizá podemos caer en la tentación de pensar que el liderazgo transaccional es malo y el liderazgo transformacional es bueno.

Cierto es que el liderazgo transaccional parece más tradicional y autoritario. Pero eso no significa que sea malo para las empresas. Y es verdad que el liderazgo transformacional es buenísimo, pero, ¿conviene en todo momento y a todas las empresas?

La realidad de las compañías es que el tipo de liderazgo que ostentan viene determinado por sus líderes. Son ellos los que decidirán qué liderazgo es el mejor. Y sí, puede que el liderazgo transformacional no siempre sea lo más conveniente.

Por ejemplo, si una empresa necesita resultados efectivos a corto plazo, es mejor el liderazgo transaccional. Ahora bien, si lo que busca la organización es fomentar las relaciones entre los empleados. Y que se sientan en la empresa como en familia. De tal forma que eso les permita conseguir resultados a largo plazo, entonces es preferible el liderazgo transformacional.

Por eso es que cada líder debe observar su empresa para ver qué se necesita en cada momento. Puede ser que se esté llevando a cabo un liderazgo transaccional. Pero más adelante la situación de la empresa cambie, por lo que un liderazgo transformacional podría ser perfecto.

Ventajas y desventajas del liderazgo transformacional

El liderazgo transformacional tiene sus ventajas y sus desventajas, como todo en la vida. Vamos a verlo.

Ventajas

  • Aumenta el rendimiento de los trabajadores. Ya que se esfuerzan al máximo para lograr los objetivos de la empresa y los suyos propios.
  • Ya no solo se trata del rendimiento, sino también del compromiso con la empresa. Este liderazgo impacta positivamente en los profesionales convirtiéndolos en más comprometidos con la empresa y el equipo.
  • De este modo, los empleados pueden aguantar mejor la presión y se adaptan fácilmente a los cambios.
  • El líder transformacional es un gran motivador. Por lo que los trabajadores desarrollan una autoestima alta, seguridad en el equipo, en ellos mismos y son más positivos.

Desventajas

  • No puede aplicarse a todo tipo de empresas ni tiene por qué ser el estilo más beneficioso para la organización.
  • No es el mejor método cuando el entorno de por sí tiene pocos cambios. Los trabajadores tienen experiencia y disfrutan de su trabajo. En un caso como este es mejor que la empresa adopte otro estilo de liderazgo como el transaccional. El estilo transaccional mantiene el equilibrio y promueve el autocontrol, lo cual es beneficioso para una organización tradicional.

Utiliza un software que te permita aplicar el liderazgo transformacional

¿Te gustaría ser un líder transformacional pero no lo ves a tu alcance? ¿Piensas que no tienes personalidad para ello? Sobre esto no hay nada escrito. Si crees en el poder del liderazgo transformacional puedes formarte. Para así aplicar ese estilo en tu equipo o empresa si lo crees conveniente.

factorial-comunidades

Ahora que ya lo sabes todo sobre el liderazgo transformacional, ¡solo te queda empezar a aplicarlo! Con Factorial podrás automatizar todas las gestiones de tu departamento, permitiéndote realizar una gestión del talento humano más eficiente.

Para poder aplicar un liderazgo transformacional necesitas delegar todas las tareas repetitivas y manuales. Estas tareas te quitan tiempo para la gestión de tus equipos. ¿Cómo? A través de la digitalización, con un software para mejorar los Recursos Humanos. Ahorrar tiempo de los managers y proporcionar a la empresa datos e informes que la va a ayudar a mejorar. A través de Factorial, que tiene como objetivo empoderar tanto al negocio como a sus líderes y empleados.

✅ Prueba Factorial gratis durante 14 días y empieza a ser un líder transformacional

Este artículo también está disponible en: Español, Français, Italiano, Portugal, Brasil

¡Hola! Te cuento un poco de mi. Soy panameña y trabajo como Content Manager en Factorial HR para el equipo de LATAM. En Argentina decidí realizar una licenciatura en Dirección de Arte con un enfoque en Creatividad Publicitaria. Al terminar, empecé mi camino en el mundo del marketing digital, creando contenidos y campañas para diferentes mercados y sectores en múltiples plataformas digitales.

Publicaciones relacionadas

1 Comment

  • Un artículo muy interesante que me lleva a pensar qué tanto la cultura organizacional determina un liderazgo u otro, más allá de las necesidades o del tipo de organización. En mi experiencia, quise ser un líder transformacional en un entorno donde lo que se premiaba era el transaccional, y fue devastador para mi salud y mi desempeño. En aquel momento yo tenía claro que pensar en las personas era lo más importante. Gracias por esta reflexión.

Dejar comentario