Ir al contenido

Honorarios Profesionales: conoce tus derechos laborales.

Los tiempos cambian y los entornos laborales también lo hacen. Del mismo modo evolucionan las necesidades y exigencias del mercado de trabajo. Contratar personal es uno de los desafíos de las empresas de hoy.  En este sentido, entre las dudas recurrentes de los patrones está el tipo de contratos a celebrar con el talento de sus organizaciones. ¿Contrato de trabajo o contrato por honorarios profesionales? Esa es la cuestión. 

Hay notorias diferencias entre uno y otro. Hablamos de dos remuneraciones diferentes en cada caso. Por un lado el salario, por el otro los honorarios

En este artículo vamos a indagar en la definición de honorario y en todas las particularidades de este esquema de trabajo. 

¿Qué son los honorarios profesionales?

De acuerdo con la Ley Federal Del Trabajo, en México, el trabajador es la persona física que presta a otra un trabajo personal subordinado. Al mismo tiempo, en la misma normativa, se entiende por relación laboral a la prestación de un trabajo personal subordinado mediante el pago de un salario.

¿Qué características comunes encontramos en estas definiciones? la realización de un trabajo personal subordinado a otra persona y el pago de un salario. Estas son las características esenciales en la relación laboral empleado-patrón. Pero entonces ¿Qué son honorarios?

Los honorarios son el pago que reciben las personas que prestan un servicio de manera independiente a una empresa o individuo. Esto quiere decir que estos colaboradores brindan un servicio, pero no hay subordinación en este vínculo y tampoco hay salario. Lo que hay es un pago por honorarios

¿En qué consiste el contrato por honorarios en México?

Más allá de definir qué son los honorarios, es importante tener en claro en qué consiste el contrato bajo esta modalidad de trabajo. Al respecto diremos que el derecho mexicano se ocupa de regular la prestación de servicios profesionales. Se entiende a estos como contratos de naturaleza civil por los que un determinado profesional presta sus servicios. Esto implica que las partes que firman el contrato fijan, de común acuerdo, los alcances del mismo. Así como también establecen el sueldo por honorarios correspondiente. 

¿Dónde se encuentra regulado este contrato? En el Código Civil del Distrito Federal y en la Ley de Profesiones. En estas normativas, se define a esta clase de contrato como un convenio a través del cual un profesional se obliga a trabajar por honorarios. El contenido de esta clase de contrato varía en función de la especialización del trabajador, actividad que realiza o cualquier disposición que ambas partes quieran indicar. 

Algunas características de esta clase de contrato son:

  • Puede contener una fecha o un plazo de entrega. También puede ser un evento el que marque la finalización de los servicios prestados. 
  • Del mismo modo, puede incluir varias entregas, sobre todo, si se trata de un proyecto de medio plazo. 
  • En este contrato se puede establecer una colaboración por tiempo indeterminado. Esto ocurre comúnmente con servicios de asesoría, por ejemplo. 
  • Es posible convenir el pago de honorarios al concluir con los servicios o varias retribuciones a lo largo de un periodo determinado.
  • En muchos casos se especifican las actividades que desarrollará el profesional en el periodo establecido. Esto no figura como un listado de tareas detallado, puesto que se equipararía a este convenio con el contrato de trabajo, lo que implicaría otros derechos y obligaciones para el trabajador y la empresa. 
funcionalidades banner

¿En qué se diferencia el contrato por honorarios del contrato laboral?

Como mencionamos antes, el contrato por honorarios está regulado por el Código Civil Federal como “prestación de servicios profesionales”. Por su parte, el contrato laboral se encuentra contemplado en la Ley Federal del Trabajo. Esta es la primera de las diferencias y a partir de ella se desprenden las demás.

¿Por qué el contrato por honorarios no figura en la ley de trabajo? porque no formaliza una relación laboral de subordinación entre patrón y empleado. Es el contrato de trabajo el que le da un marco legal a esa relación y detalla los derechos y las obligaciones de ambas partes, de acuerdo a lo que la propia ley establece. En este contrato el empleado se compromete a realizar la labor encomendada por el patrón a cambio de un salario. 

Por su parte, el contrato por honorarios no regula una relación laboral de subordinación, sino que establece una relación laboral autónoma y voluntaria por ambas partes. Esto es:  el individuo que presta los servicios y la empresa que paga por ellos.  

Las disposiciones que incluye este contrato se fijan de común acuerdo y varían en cada caso. La única obligación para el profesional en esta relación autónoma es brindar su servicio. Mientras que para la empresa o persona que lo contrata la obligación es el pago de los honorarios correspondientes.  

¿Cuáles son los derechos de un trabajador por honorarios profesionales?

Quienes realizan un trabajo por honorarios ¿gozan de algún tipo de derecho? El principal derecho —y tal vez el único— es recibir una retribución a cambio de la prestación de sus servicios. Sin embargo, la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS) determina el marco que regula el esquema de contratación por honorarios. Bajo este esquema, se establecen con claridad las situaciones en las que esta clase de colaborador puede reclamar sus derechos.

Básicamente, un profesional que tiene un trabajo por honorarios puede exigir sus derechos si puede comprobar la existencia de una relación laboral de subordinación.

¿Qué características tiene esta clase de relación laboral?

  • Un horario fijo para el trabajador. 
  • Órdenes o instrucciones de un superior inmediato.
  • Tareas en un lugar de trabajo fijo.

En caso de que el trabajador que cobra por honorario labore bajo subordinación, debe contactar a la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (Profedet). Al hacerlo, será preciso solicitar el cambio de esquema. Esto quiere decir que se pasa del contrato por honorarios, al contrato individual de trabajo. 

A partir de entonces, la empresa deberá otorgarle las prestaciones que correspondan de acuerdo a los principales derechos laborales que indica la ley. Entre ellos, podemos distinguir:

Ventajas de trabajar por honorarios profesionales

Un trabajador independiente es aquella persona que se ocupa de trabajar por honorarios. Se trata de un colaborador que, de forma autónoma y sin dependencia económica exclusiva, realiza para otros una determinada labor. 

Esta clase de perfil laboral no está sujeto a un horario específico para prestar sus servicios. Tampoco está bajo la dirección de un superior jerárquico. Quizás, en este punto reside una de las principales ventajas de trabajar por honorarios. Ya que brinda una total autonomía y flexibilidad. En muchos casos, se presenta como una alternativa para conciliar vida profesional y vida personal. 

Por otro lado, el sueldo por honorarios lo determina el trabajador en la medida en que es capaz de ponerle un valor a sus servicios. Muchas veces, esto permite obtener ingresos superiores a los que recibe un empleado bajo nómina. La contracara de esta situación es que, tanto las cotizaciones para el seguro social, como las del seguro médico, le corresponden al trabajador independiente. Por lo que la recomendación es tener en cuenta estos costos al momento de definir el valor de los servicios. 

banner fichaje

Ventajas de contratar un trabajador por honorarios

Como dijimos en un principio, los tiempos cambian y el mercado laboral también. Las empresas tienen nuevas exigencias y eso influye, por supuesto, en la incorporación de nuevos colaboradores. En este sentido ¿por qué tener en cuenta a los trabajadores independientes? 

En principio, las empresas pueden contratar a estos perfiles por un periodo específico. Por ejemplo, durante la duración de un proyecto determinado o por el tiempo que requiera la organización.  Esto brinda la flexibilidad suficiente para aumentar o disminuir la  fuerza laboral en función de las necesidades específicas de la empresa. 

Otra de las ventajas de contratar trabajadores por honorarios es que el patrón no necesita procesar una nómina, deducir impuestos y otros procesos que requieren una mayor inversión. Esto permite a las empresas ahorrar costos. 

¿Cuándo se recomienda la contratación de trabajadores independientes?

  • Cuando el trabajo puede ser realizado por un profesional que no requiera supervisión.
  • En proyectos de corto plazo y tiempo definido. 
  • En caso de que la tarea a realizar implique conocimientos que otros miembros del equipo no poseen.
  • Cuando el proyecto no es central para la organización. 

Gestiona equipos de trabajo diversos con un software de RH

La realidad es que las empresas están en constante transformación. Uno de los cambios más notorios es la necesidad de flexibilizar procesos y equipos. En este contexto, muchas organizaciones están implementando un enfoque híbrido en la contratación de talento. Esto es combinar colaboradores fijos y colaboradores dinámicos o independientes, es decir, trabajadores por honorarios. 

¿Necesitas gestionar equipos de trabajo diversos? El software de RH puede ser la clave para centralizar toda la información del talento de tu empresa en un solo lugar. 

🚀Prueba Factorial y optimiza el tiempo en tu departamento de recursos humanos 📈

Publicaciones relacionadas

¿Tienes alguna consulta o algo que agregar? Compártelo con la Comunidad de RRHH!

Anímate, es tu momento para compartir con una comunidad creada por y para profesionales de RRHH.