Ir al contenido

Jubilación qué es y qué debes saber desde RRHH

FactorialHR

Durante las últimas semanas hemos estado hablando sobre las distintas formas en las que una relación laboral puede llegar a su fin. De este modo, nos hemos ocupado de definir qué es la rescisión de un contrato de trabajo. O, por ejemplo, qué es y cuándo corresponde liquidación y finiquito. Hoy hablaremos de otra situación que causa la ruptura de una relación laboral. Nos referimos al retiro del trabajador. En este artículo vamos a contarte jubilación qué es.

Lo primero que debemos decir al respecto es que no resulta sencillo definir este término en México. En el país no hay un único sistema de retiro por edad avanzada o vejez. Por el contrario, esto dependerá de cada situación en particular. 

Como empresa, es importante que conozcas no solo jubilación qué es, sino además, los distintos sistemas a los que pueden acceder tus trabajadores al retirarse. Esto te permitirá acompañarlos en el proceso de transición hacia esta nueva etapa de su vida. Lo que, a su vez, te ayudará a mejorar el vínculo laboral que mantienes con tu equipo.

Por otro lado, también es clave que el equipo de Recursos Humanos esté al tanto de las opciones que puede ofrecerle al personal de cara a atraer nuevo talento. Sobre todo, teniendo en cuenta que muchos candidatos valoran cada vez más los paquetes de beneficios que ofrecen las empresas y, dentro de estos, las pensiones de retiro. Sin dudas, será una forma de trabajar tu employer branding.  

jubilación qué es

Por todo ello, te invitamos a seguir leyendo para conocer todo sobre la jubilación en  México. 

Jubilación ¿qué es?

Si te preguntas jubilación qué es, aquí traemos la respuesta. En principio, hablamos de jubilación como un acto administrativo a través del cual un trabajador deja de pertenecer a la fuerza laboral activa.

Así, un colaborador que forma parte de la Población Económicamente Activa (PEA), solicita pasar a la Población Económicamente Inactiva (PEI). Esto tras haber alcanzado la edad legal para ello. En México la edad para jubilarse es 60 años por cesantía en edad avanzada o 65 años por vejez.

¿Qué ocurre con el trabajador una vez que se jubila? Deja de laborar debido a su edad y comienza a cobrar una pensión. Esta es una remuneración periódica que le permite solventar sus gastos en esta nueva etapa de su vida. 

La jubilación, además, es un derecho garantizado por la Ley del Seguro Social. Por ello, forma parte del sistema de seguridad social. El objetivo es garantizar una vejez sin presiones laborales y sin apremios económicos mediante una pensión.

Debemos tener en cuenta, además, que la jubilación puede ser forzosa o voluntaria. En el primer caso, la empresa puede dar por terminada la relación laboral con el trabajador con motivo de jubilación. En el segundo caso, puede ser el colaborador quien decida solicitar su retiro, para lo cual debe cumplir con la jubilación requisitos fijados por la ley. 

👉 Conoce en detalle todo lo la Ley del Seguro Social

Jubilación y pensión ¿en qué se diferencian? 

Como pudimos ver hasta aquí, jubilación y pensión parecen ser dos conceptos diferentes y, de hecho, lo son. 

Por un lado, dijimos que jubilarse es un acto administrativo que consiste en ponerle fin a la actividad laboral. Por su parte, la pensión es un término genérico que se refiere a una suma periódica, temporal o vitalicia, que se le otorga a ciertos derechohabientes que cumplen con determinados requisitos. Entre estos encontramos a los jubilados. Quienes reciben una pensión por jubilación debido a su edad o los años que llevan laborando dentro del mercado formal.

En resumen, jubilación y pensión son dos conceptos distintos. El primero hace alusión al acto administrativo por el cual un trabajador pasa a retiro y la pensión es la suma de dinero que recibe esa persona por haberse retirado. 

Sobre este punto, debemos decir que muchas veces se usa jubilación y pensión como sinónimos. Sin embargo, a través de las distintas reformas a la Ley del Seguro Social, el concepto de jubilación se ha ido perdiendo para ceder terreno al de pensión. Este es el que figura hoy en la normativa. 

Tipos de jubilación en México 

Ahora vamos a adentrarnos en los distintos tipos de jubilación presentes en México. Los trabajadores formales que laboran en empresas privadas están protegidos por cinco seguros. Entre ellos podemos encontrar el seguro de retiro, cesantía en edad avanzada y vejez. El objetivo de este seguro es que cuando el colaborador llegue a la edad de jubilación cuente con una cantidad mensual para su sustento. 

Dentro de este seguro encontramos distintos tipos de pensiones o jubilaciones.  A continuación te damos todos los detalles. 

vacaciones banner

Jubilación por cesantía en edad avanzada

De acuerdo con la Ley del Seguro Social, la jubilación por cesantía en edad avanzada  se da cuando el asegurado queda privado de trabajos remunerados a partir de los 60 años de edad. Es decir cuando deja de formar parte del régimen obligatorio de dicha ley. 

Jubilación requisitos para poder acceder a las prestaciones vinculadas a esta pensión son:

  • Tener entre 60 y 64 años.
  • Haber cotizado ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) al menos 1.000 semanas. 

Aquellos trabajadores cesantes que tengan 60 años o más y no reúnan esta cantidad de semanas de cotización, tendrán la posibilidad de retirar el saldo de su cuenta individual en un solo pago o exhibición. 

Otra alternativa es seguir cotizando ante el IMSS hasta cubrir las cotizaciones necesarias para obtener su pensión. 

¿Qué prestaciones está obligado a brindar el Instituto en la jubilación por cesantía en edad avanzada? En principio, la pensión. Sumado a ello, asistencia médica, asignaciones familiares y ayuda asistencial. 

El objetivo de este seguro es que los adultos mayores mexicanos que se hayan retirado puedan seguir accediendo a los servicios de seguridad social que gozaron durante toda su trayectoria laboral.

Además de cumplir los requisitos, para que el trabajador pueda recibir esta pensión debe solicitar el otorgamiento y acreditar haber concluido la relación laboral que tenía con la empresa. Para lo cual, la organización debe dar el aviso de baja. 

Es importante destacar que quienes se jubilen por cesantía en edad avanzada no tendrán derecho a una posterior jubilación por vejez. 

👉 Descubre todo sobre la rescisión de contratos de trabajo en México

Jubilación por vejez

Esta es otra de las pensiones de retiro que se ofrecen en México. En este caso, para que el trabajador pueda acceder a esta prestación tiene que cumplir los siguientes requisitos:

  • Haber cumplido 65 años de edad.
  • Tener reconocidas al menos 1.000 cotizaciones semanales en el IMSS. 

Como podemos ver, la principal diferencia entre la jubilación por cesantía en edad avanzada y la jubilación por vejez es la edad mínima que se requiere para solicitarlas. Aunque también hay distinciones en lo que respecta a la jubilación cálculo.

La pensión por cesantía tiene un descuento en función de la edad en la que se jubila el trabajador. De esta forma, el porcentaje que se asigna para hacer este jubilación cálculo es en función de la edad de la persona al momento de pensionarse.

Quien se jubila a los 60 años recibe un 75% del monto que recibiría en la jubilación por vejez. A los 61 años, un 80%; 62 años, un 85%; 63 años, un 90%, 64 años, un 95%; y a los 64 años, 6 meses más 1 día el 100%. 

Si el trabajador tiene la edad suficiente, pero no reúne las semanas de cotización necesarias, podrá retirar el saldo de su cuenta individual en un solo pago o seguir cotizando hasta cubrir lo que exige el IMSS. 

Jubilación anticipada 

Y ahora llegamos a la jubilación anticipada que es una de las novedades que se han introducido en la Ley del Seguro Social recientemente. 

Como ya dijimos, los trabajadores pueden jubilarse a los 60 años por cesantía, o a los 65 años por vejez. Sin embargo, también es posible hacerlo antes de esas edades. Esto es lo que se conoce como jubilación anticipada.

El retiro anticipado es el derecho que tiene toda persona trabajadora en México a gozar de una pensión antes de cumplir los 60 años. Pero, para poder acceder a este tipo de jubilación, se deben cumplir los siguientes requisitos:

  • Contar con los recursos suficientes en su cuenta individual para contratar una renta vitalicia con una aseguradora.
  • El monto de la pensión calculada debe ser mayor en un 30% a la que el gobierno garantiza a través de lo que se conoce como Pensión Mínima Garantizada.
  • En caso de contar con beneficiarios debe cubrir el seguro de sobrevivencia de los mismos.
banner fichaje

¿Qué es la Pensión Mínima Garantizada? 

Hasta aquí hemos visto las distintas pensiones por retiro o jubilación a las que se puede acceder en México. Lo que está claro es que se trata de uno de los principales derechos que tienen todos los trabajadores mexicanos. Sin dudas, tiene una relevancia significativa en su calidad de vida en la madurez.

El cálculo de la jubilación, como hemos podido comprobar. Se realiza a partir de la edad de las personas trabajadoras. Y de las semanas cotizadas ante el IMSS durante su etapa laboral activa. Sin embargo, por diversas circunstancias. Muchos no llegan a cubrir los requisitos mínimos para alcanzar una suma proporcional relativa a los ingresos que percibieron mientras eran parte de la fuerza laboral activa. Por esta razón el Instituto ha creado un instrumento que garantiza a estos trabajadores un monto para poder afrontar esta etapa de la vida. 

Esto se conoce como Pensión Mínima Garantizada. Se trata de un derecho destinado a todo el talento que tenga la edad suficiente y las semanas mínimas cotizadas (750). Pero cuyos recursos en su cuenta individual no alcancen para contratar una Renta Vitalicia o un Retiro Programado. 

En el artículo 172 de la Ley Seguro Social se establece: “El Gobierno Federal (…) cubrirá la pensión garantizada, por conducto del Instituto. El trabajador asegurado deberá solicitarla al Instituto y acreditar tener derecho a ella (…) Agotados los recursos de la cuenta individual. La Administradora de Fondos para el Retiro notificará este hecho al Instituto con la finalidad de que éste continúe otorgando la pensión garantizada. Una vez agotados los recursos, la pensión será cubierta con cargo al Gobierno Federal por conducto de la Tesorería de la Federación”.

Regímenes de pensiones IMSS: 1973 y 1997

El 1 de julio de 1997 es la fecha que se toma de referencia para dividir a los dos regímenes de pensiones IMSS utilizados en México. 

Ese día se migró del sistema de beneficios definidos al de capitalización individual. Lo que todo el mundo conoce como régimen de 1973 y régimen de 1997, respectivamente, 

¿Qué quiere decir esto? En principio, los trabajadores inscritos en el IMSS bajo la Ley del Seguro Social de 1973 conservan sus derechos de pensión conforme a esa legislación. Aunque también tienen la opción de pensionarse de acuerdo a la ley actual.

Las personas inscritas en el IMSS a partir del 1 de julio de 1997 tienen su pensión de jubilación acorde a los lineamientos de la ley actual. 

¿Qué implica cada régimen? El régimen de 1973 contempla una pensión que paga el Instituto. Este requiere solo 500 semanas cotizadas. El monto de esta pensión se fija considerando el número de semanas cotizadas del trabajador. Y los últimos 5 años de Salario Base de Cotización (SBC). Lo que hace posible que quienes cobran bajo este régimen puedan alcanzar una pensión de hasta el 100% de su último salario

Por su parte, los trabajadores registrados en el régimen de 1997. Tienen una pensión cuyo monto depende de lo que tienen ahorrado en su cuenta individual en la Administradora de Fondos para el Retiro (Afore). Además, requieren un mayor número de semanas cotizadas. 

Esto se cambió en la última reforma a la Ley del Seguro Social efectuada en diciembre de 2020. Por tanto, a partir de ahora, las semanas cotizadas necesarias para acceder a la pensión por jubilación pasaron de 1.250 a 1.000. Quienes perciben su pensión bajo este régimen podrán acceder a alrededor de un 40% a un 100% de su último salario.

Jubilación y RRHH ¿cuáles son las obligaciones de las empresas? 

De seguro te preguntas qué rol juega tu empresa en la jubilación de los miembros de tu equipo. A decir verdad, lo principal es estar al día con las aportaciones correspondientes al IMSS. Esto se conoce como cuotas obrero-patronales. Y, de acuerdo con la ley, los jefes están obligados a informar al Instituto el importe de estas cuotas correspondientes al seguro de retiro, cesantía en edad avanzada y vejez. 

Estas aportaciones se deben depositar en las respectivas subcuentas que forman parte de la cuenta individual de cada trabajador. 

En este sentido, en el ramo de retiro, a la empresa le corresponde cubrir el importe equivalente al 2% del salario base de cotización del trabajador.

Mientras que en lo concerniente a las cuotas en el ramo de cesantía en edad avanzada y vejez. Los jefes tienen que cubrir la aportación que corresponda también sobre el salario base de cotización. Pero esto variará en función del monto de cada sueldo. 

Estas no son las únicas obligaciones de las empresas con respecto a las jubilaciones de sus trabajadores. Además, al contratar nuevo talento, los jefes deben solicitar su número de seguridad social y el nombre de la Administradora que opere su cuenta individual. Dado que las aportaciones, como vimos antes, deben dirigirse directamente a esa cuenta. 

Por otra parte, la organización también deberá informar bimestralmente a los trabajadores, sobre las aportaciones realizadas a su favor

Plan privado de pensiones ¿por qué implementarlo en tu empresa?

Otro de los puntos que también establece la Ley del Seguro Social al respecto de la jubilación en México es que los trabajadores tienen el derecho a realizar aportaciones voluntarias a su cuenta individual. Asimismo, los jefes también pueden hacer aportaciones adicionales para sus colaboradores.

jubilación qué es

Estas, por supuesto, son beneficios extra a los establecidos a través de los contratos colectivos de trabajo. Y, por supuesto, pueden representar interesantes ventajas para la organización. Entre ellas, podemos destacar:

  • Atraer nuevo talento. Sin dudas, una de las preocupaciones actuales de muchas personas trabajadoras se relaciona a lo que sucederá con su economía al momento de retirarse. Ofrecer aportaciones adicionales a través de un plan privado de pensiones puede ser un beneficio muy atractivo para los candidatos. 
  • Disminuir la rotación. La rotación de personal es, sin dudas, uno de los grandes problemas de las empresas mexicanas. De hecho, el índice de rotación laboral promedio es del 16.7%. Un porcentaje que sitúa al país como la tasa de rotación más alta de Latinoamérica. Entre las principales causas está, precisamente, la insatisfacción en relación a las prestaciones. Ofrecer aportaciones adicionales para su pensión puede ayudar a disminuir las bajas en tu compañía. 
  • Mejorar tu employer branding. Esta es la imagen que tienen de tu empresa tus propios trabajadores. Sin dudas, al ofrecer prestaciones más atractivas. Y brindar alternativas en la transición a esta nueva etapa de la vida. Tu equipo mejorará la percepción que tiene del lugar en el que labora. 

Mantente al día con las aportaciones al IMSS

Jubilación qué es ya quedó más que claro. Pero, para que todo esto que te hemos contado funcione a la perfección, es fundamental estar al día con las aportaciones que debes hacer al IMSS. 

Claro que esto puede resultar complejo sin las herramientas adecuadas. Hay mucho que calcular y diferentes gestiones que realizar. 

Con el sistema de nóminas de Factorial puedes resolver de manera simple y ágil las pensiones de tu personal. Desde las deducciones a los colaboradores para las cuotas IMSS; hasta los proporcionales que te corresponde dar al Instituto. Todo ello será fácil de gestionar con una herramienta que automatiza muchos de estos procesos. 

¡Prueba Factorial y digitaliza tu departamento de RRHH! 

 

¡Hola! Te cuento un poco de mi. Soy panameña y trabajo como Content Manager en Factorial HR para el equipo de LATAM. En Argentina decidí realizar una licenciatura en Dirección de Arte con un enfoque en Creatividad Publicitaria. Al terminar, empecé mi camino en el mundo del marketing digital, creando contenidos y campañas para diferentes mercados y sectores en múltiples plataformas digitales.

Publicaciones relacionadas

Dejar comentario