Ir al contenido

Rescisión de contrato laboral, cómo gestionarlo desde Recursos Humanos

rescisión de contrato laboral

México perdió más de un millón de puestos formales entre marzo y julio de 2020 a causa de la pandemia. Después logró recuperar más de 600.000 empleos, gran parte de ellos en el primer semestre de este año. Sin embargo, todavía hay mucho camino por delante para llegar al total de plazas perdidas por la emergencia sanitaria. Una causa extraordinaria que dio lugar a la rescisión de contrato como fenómeno masivo.

Sin embargo, la realidad es que desde recursos humanos se atestigua y, sobre todo, se gestiona la salida de trabajadores de manera frecuente.

La rescisión de contrato laboral no es el mejor de los escenarios para una organización, pero a veces es necesario. Aun así, hay cierta resistencia al hecho de tener que dejar ir a un miembro del equipo.

banner desempeño

En principio, debido a que incorporar a un colaborador en la empresa implica invertir tiempo y dinero en todo el proceso de onboarding y en su capacitación y adiestramiento para el puesto.

En segundo lugar, desarrollar al talento también implica dedicar tiempo, e incluso volcar a una parte del personal de la empresa a esta tarea. Con lo cual, cada nueva contratación insume muchos recursos. Por ello, para los jefes no es sencillo determinar la rescisión de contrato como respuesta frente a una situación.

Pero, como ya hemos mencionado, en ocasiones es un paso que debe darse cuenta y en otros casos es algo que no depende de la organización, sino de la decisión unilateral del trabajador.

En cualquiera de las circunstancias, la rescisión de contrato es un procedimiento más que desde el área de RRHH hay que llevar a cabo. La pregunta es ¿cómo gestionarlo de manera adecuada desde esta área? Precisamente, para responderla hemos elaborado este artículo.

¿Qué es rescisión de contrato laboral?

Debemos comenzar por definir ¿qué es rescisión de contrato? La primera aproximación a una definición la encontramos en el marco legal. Porque, en principio, la rescisión es un fenómeno que puede presentarse ante cualquier tipo de contrato. Básicamente, implica dejar sin efecto una obligación contraída con la otra parte, el cual se ha convenido a través del contrato.

De esta manera, la rescisión de un contrato implica ponerle fin a lo convenido en ese documento.

Ahora bien, cuando lo trasladamos al ámbito laboral. Nos referimos a un proceso mediante el cual se da por terminada una relación de trabajo. Recordemos que esta clase de vínculo se caracteriza por la prestación de un trabajo personal subordinado a una persona, física o moral. Mediante el pago de un salario.

Rescindir un contrato laboral es extinguir esa relación de forma voluntaria, ya sea por el patrón o por el trabajador.

Por supuesto que existen causas extraordinarias, como la que mencionamos al inicio del artículo —la pandemia— donde por razones de fuerza mayor no se puede dar continuidad al contrato o relación laboral.

Ahora veamos qué dice la Ley Federal del Trabajo sobre la rescisión de contrato laboral.

La rescisión de contrato en la Ley Federal del Trabajo 

La Ley Federal del Trabajo concede al contrato y a la relación laboral los mismos efectos jurídicos. Por ello, cuando hablamos de rescisión de contrato hacemos referencia a la terminación o extinción de una relación laboral.

De acuerdo con la ley de trabajo mexicana. La finalización de la relación de trabajo produce la cancelación del vínculo jurídico existente entre el jefe y el trabajador. Esto quiere decir que el colaborador ya no es un miembro de la empresa. Por lo que se dan por terminadas sus obligaciones para con la organización. En otras palabras, ya no tiene que prestar un trabajo personal subordinado en los términos que se realizaron en el contrato laboral. Del mismo modo, cesan las obligaciones del jefe con ese trabajador.

En este sentido, la Ley Federal del Trabajo establece las causas por las cuales tanto el trabajador como el jefe pueden rescindir el contrato en cualquier momento. Es importante destacar que según esta normativa el jefe. O el personal pueden dar por terminada la relación laboral cuando la otra parte incumple las obligaciones pactadas en el contrato.

En función de las causas que den lugar a la extinción del vínculo podemos encontrar distintos tipos de rescisión de contrato.

👉 ¿Necesitas crear contratos laborales en tu empresa? Accede a nuestra guía imprescindible sobre contratos de trabajo

Tipos de rescisión de contrato 

Encontramos dos situaciones que dan lugar a dos tipos de rescisión de contrato laboral distintas:

  • Despido Justificado
  • Renuncia

Despido justificado 

Rescisión de contrato ejemplos más conocidos es el despido justificado. Nos referimos a esa situación que se da. Cuando es el jefe quien decide dar por terminada la relación de trabajo que mantiene con el trabajador.

En líneas generales, cuando esto ocurre la empresa suele fundamentar la causa de la rescisión del contrato en alguna falta. O incumplimiento por parte del colaborador. Con respecto a las obligaciones a las que había suscrito mediante la firma del contrato.

Es decir que si la organización finaliza la relación laboral por alguna de las causales que señala el artículo 47 de la Ley Federal del Trabajo, se trataría del despido justificado. Lo que implica una rescisión de contrato laboral sin responsabilidad para el jefe.

banner organigrama

Renuncia del trabajador 

Otro tipo de rescisión de contrato laboral es aquella que se da por la voluntad unilateral del trabajador. ¿Cuándo ocurre esto? Cuando el colaborador decide renunciar a su puesto.

Es importante mencionar que hay distintas circunstancias que pueden llevar al talento a dejar su empleo de manera voluntaria. Desde Recursos Humanos esta es una de las cuestiones a contemplar. Dado que no es igual la renuncia del trabajador porque encontró una vacante más competitiva. O mejor salario en otra organización. A que deje la empresa porque el jefe ha cometido alguna de las faltas. Que éstas están contenidas en el artículo 51 de la Ley Federal del Trabajo.

Se trata de dos escenarios totalmente distintos en los que hay diferentes consecuencias para la organización. Cuando la renuncia se da por motivos personales del colaborador, la empresa tiene la obligación de pagar el finiquito.

Cuando la rescisión del contrato laboral ocurre por la renuncia del trabajador a causa del incumplimiento o faltas del jefe. Este tendrá la obligación de pagar una indemnización.

👉Descubre qué es la indemnización y cómo se calcula en este artículo

¿Cuándo rescindir un contrato laboral? 

La ley laboral de México establece cuáles son las causas de la rescisión de contrato en los centros de trabajo. Pero distingue dos situaciones diferentes:

Causas de la rescisión de contrato sin responsabilidad para el jefe 

En el artículo 47 de la Ley Federal del Trabajo se establece que la empresa puede rescindir el contrato con un colaborador si este realiza alguna de las siguientes acciones:

  • Engañar a la organización con certificados falsos. O referencias en los que se le atribuyan capacidades, aptitudes o facultades de las que carezca.
  • Incurrir durante sus labores en faltas de honradez o en actos de violencia en contra del jefe. Sus familiares o del personal directivo o administrativo de la compañía, en contra de clientes y proveedores. La excepción puede darse en caso de provocación u obrar en defensa propia.
  • Cometer durante sus labores faltas de honradez o actos de violencia en contra de sus compañeros. Y alterar el orden del lugar de trabajo.
  • Llevar a cabo fuera del servicio faltas de honradez o actos de violencia graves en contra del jefe. Sus familiares o personal directivo y administrativo. Hechos que hagan imposible el cumplimiento de la relación de trabajo.
  • Ocasionar de forma intencional o negligente daños materiales en los edificios, obras e instrumentos relacionados con el trabajo.
  • Comprometer la seguridad del establecimiento o de las personas que se encuentran allí por imprudencia o descuido.
  • Cometer actos inmorales, hostigamiento o acoso sexual contra cualquier persona en el establecimiento o lugar de trabajo.
  • Revelar secretos de fabricación o asuntos de carácter reservado en perjuicio de la organización.
  • Tener más de 3 faltas de asistencia en un periodo de 30 días. Esto sin causa justificada o sin permiso del jefe.
  • Desobedecer al patrón o a sus representantes sin causa justificada.
  • Negarse a adoptar medidas preventivas en caso de enfermedades o accidentes.
  • Presentarse a sus labores en estado de embriaguez o bajo la influencia de algún narcótico.
  • Ser sentenciado con pena de prisión que impida el cumplimiento de la relación laboral.
funcionalidades banner

Causas de la rescisión de contrato sin responsabilidad para el trabajador 

En el artículo 51 de la ley laboral encontramos los motivos que pueden dar origen a la rescisión del contrato sin responsabilidad para el trabajador. Se trata de conductas que atribuidas al jefe:

  • Engañar al trabajador respecto de las condiciones de trabajo.
  • Incurrir el jefe, sus familiares o cualquiera de sus representantes dentro del centro de trabajo. En faltas de honradez, actos de violencia, hostigamiento y / o acoso sexual y malos tratos. Tanto contra el colaborador, como con su cónyuge, padres, hijos o hermanos.
  • Llevar a cabo fuera del servicio tanto el jefe, como sus familiares o sus trabajadores. Faltas de honradez, actos de violencia, hostigamiento y / o acoso sexual, malos tratos contra el trabajador, cónyuge, padres o hermanos.
  • Reducir el salario del trabajador.
  • No entregar al trabajador el salario correspondiente en la fecha y lugar convenidos.
  • Sufrir el colaborador perjuicios causados ​​maliciosamente por el jefe, en sus herramientas o útiles de trabajo.
  • La existencia de peligro grave para la seguridad o salud laboral del personal o de su familia.
  • Comprometer el jefe la seguridad del establecimiento o de las personas que se encuentran en este.
  • Exigir al trabajador actos, conductas o comportamientos que menoscaben o atenten contra su dignidad.

👉 Conoce en detalle las Normas Oficiales Mexicanas de seguridad y salud en el trabajo

¿Qué pasa si se rescinde un contrato de trabajo? 

La rescisión del contrato, como ya dijimos, implica la finalización de la relación laboral entre jefe y trabajador. Ahora bien, ¿qué ocurre al rescindir el contrato? ¿Qué acciones deben realizarse desde RRHH?

En principio, debemos distinguir entre la rescisión de contrato por despido justificado o la rescisión por renuncia. En este último caso, la gestión es mucho más simple. Básicamente, Implica recibir la renuncia del trabajador y proceder al pago del finiquito.

Cuando se rescinde un contrato por despido justificado los pasos a seguir son:

Notificar al trabajador sobre la rescisión del contrato

Esto implica darle al trabajador el aviso de rescisión de contrato laboral de forma personal y por escrito.

En caso de que no se pueda entregar el aviso en persona, la empresa debe solicitar la intervención de la Junta de Conciliación y Arbitraje. Esta será la encargada de notificar al colaborador. Se le debe proporcionar el último domicilio registrado del colaborador.

El aviso debe entregarse dentro de los 5 días hábiles siguientes a la rescisión del contrato.

Solicitar al trabajador la firma del aviso de rescisión 

Otro de los pasos clave de los que debe ocuparse RRHH al gestionar la rescisión de contrato laboral, es solicitar al trabajador la firma de dicho aviso. Esto es fundamental porque se trata del acuse de recibo. Tiene carácter probatorio ante la Autoridad Conciliadora, o ante el Tribunal, en caso de que se llegue a esta instancia.

Si el colaborador no recibe el aviso de rescisión de contrato y no lo firma. Entonces se tomará como despido injustificado y, por tanto, será nulo.

Como consecuencia de ello, el trabajador podrá solicitar que se le reinstale en el trabajo que desempeñaba. También podrá exigir que se le brinde la liquidación por despido injustificado.

Pagar al trabajador su finiquito

Una vez notificado el trabajador sobre la rescisión del contrato, lo que sigue es pagarle el finiquito.

¿Qué es el finiquito? Se trata de los conceptos a los que tiene derecho el trabajador cuando la relación laboral termina de forma voluntaria. Este pago se debe realizar tanto si rescinde el contrato el jefe, como si lo hace el colaborador.

El finiquito comprende las distintas prestaciones laborales que están incluidas en el contrato laboral. Por ejemplo: vacaciones, prima vacacional, aguinaldo, prima de antigüedad, entre otras. Lo que se paga es un proporcional de estos conceptos, en función del tiempo que lleva laborando el trabajador.

Cuando el trabajador recibe su finiquito es necesario asegurarse de que firme el recibo.

Presentar el aviso de baja del trabajador ante el IMSS

Finalmente, considerando que la rescisión del contrato laboral implica el fin de la relación de trabajo. Y las obligaciones vinculadas a ella. La empresa debe presentar el aviso de baja del trabajador ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). De esta manera, el colaborador dejará de recibir las prestaciones que otorga el Instituto.

Con ello concluyen las obligaciones formales que tiene una organización al rescindir el contrato de un trabajador. Pero ¿eso es todo? ¿De qué otra cosa se debería ocupar el equipo de talento?

Offboarding o cómo cuidar la salida de un trabajador de la empresa

El offboarding es un proceso que se da cuando un trabajador deja la empresa. Esto se da ya sea que renuncie o se lo despida de manera justificada.

Saber despedir al personal es una parte muy importante de las relaciones laborales. Y por ello es fundamental cuidar el proceso de offboarding. Esto implica llevar a cabo un cabo de manera sistemática cada uno de los pasos vinculados a la rescisión del contrato. Pero también, entender por qué se produce la baja de ese colaborador.

Por ello, una de las tareas a realizar en este proceso es hacer una última entrevista con ese trabajador. El objetivo es comprender a fondo los motivos de su partida, sobre todo en casos de renuncia.

Otro paso clave en este proceso es brindar feedback al colaborador. De esta manera tendrá una visión más completa de la impresión que tiene la empresa sobre su desempeño. Y su aporte a la organización.

Finalmente, entender que cuidar el proceso de salida de un trabajador es también una manera de trabajar el Employer Branding de la empresa. La idea es que el colaborador deje la organización teniendo una imagen positiva de la misma.

mejora onboarding

La herramienta imprescindible para gestionar la rescisión de contrato laboral 

Hemos visto todos los pasos a realizar desde RH al gestionar la rescisión del contrato de trabajo. Esto implica una serie de tareas que se suman a las que a diario debe llevar a cabo este departamento. Entre ellas podemos destacar el registro de toda la documentación vinculada a los contratos de trabajo. Los avisos de rescisión y la firma de estas notificaciones.

¿Cómo gestionar todo esto de manera ágil y efectiva, sin perder de vista ningún detalle? Con un software de RRHH puedes reunir en una sola herramienta funcionalidades tales como la gestión documental. Que te ayudará a centralizar y administrar todos los documentos de tu empresa. Y de tus colaboradores en un mismo lugar.

Además, este recurso facilita el envío automático de la documentación y permite la firma electrónica. Así, no te quedará ni un aviso de rescisión de contrato o recibo de finiquito sin firmar.

Accede a las funcionalidades más completas para gestionar las bajas en tu empresa con Factorial.

¡Hola! Te cuento un poco de mi. Soy panameña y trabajo como Content Manager en Factorial HR para el equipo de LATAM. En Argentina decidí realizar una licenciatura en Dirección de Arte con un enfoque en Creatividad Publicitaria. Al terminar, empecé mi camino en el mundo del marketing digital, creando contenidos y campañas para diferentes mercados y sectores en múltiples plataformas digitales.

Publicaciones relacionadas

Dejar comentario