Ir al contenido

Inteligencia emocional en el trabajo, por qué es tan importante

Factorial HR

Hoy en día, las empresas no solo buscan encontrar profesionales altamente calificados. O que posean los conocimientos técnicos suficientes que requiere el puesto de trabajo. Sino que actualmente se agrega un factor de suma importancia relacionado a la capacidad que tengan las personas para comunicarse y adaptarse dentro del ambiente laboral. Lo que está relacionado con la inteligencia emocional en el trabajo.

Daniel Goleman, psicólogo, periodista y escritor estadounidense fue una de las primeras personas en definir la inteligencia emocional como: “la capacidad de reconocer nuestros propios sentimientos y los de los demás, de motivarnos y de manejar adecuadamente las relaciones”.

Además, en su libro de Inteligencia Emocional, Goleman menciona que “el coeficiente intelectual parece aportar tan sólo un 20% de los factores determinantes del éxito y la inteligencia emocional representa el 80% de éxito de la vida”.

¿Qué es la inteligencia emocional en el trabajo?

La inteligencia emocional sin duda es una de las habilidades personales que más ha tomado auge en los últimos años. Pero, ¿a qué nos referimos cuando hablamos de ella? Esta es la habilidad de saber manejar emociones fuertes o que parece difíciles de controlar ante una situación complicada en el entorno laboral. O en la vida en general.

Como líder es una característica que al estar presente en su forma de gestionar a los equipos. Podría sumar mucho en la relación laboral. Tener un conocimiento amplio de cómo gestionar situaciones difíciles o saber cuál es el mejor momento para tomar decisiones, sin duda es un aspecto valorable.

Contar con inteligencia emocional en el trabajo, también incluye el saber tener un autocontrol y autoregulación, lo que nos permite como humanos tener un espacio de reflexión y análisis. Antes de tomar cualquier tipo de decisión. Por otro lado, sabemos que la empatía es un aspecto fundamental. Y también forma parte del manejo de la inteligencia emocional. Saber cómo manejar las relaciones laborales puede contribuir en la sinergia de nuestros equipos.

YouTube LATAM2

📢 ¿Quieres saber más sobre cómo tener empleados felices? Escucha este podcast

Cómo ayuda la inteligencia emocional en el trabajo

Dentro del trabajo pueden surgir muchos inconvenientes al momento de llevar a cabo las actividades del día a día: el estrés, la tensión por llegar a cumplir los objetivos y el intentar mantener un clima laboral óptimo nos pueden llevar a periodos de crisis o desesperación. Por lo tanto, la inteligencia emocional en el trabajo será de gran ayuda para saber lidiar y manejar estas situaciones que se puedan presentar.

La inteligencia emocional tiene un papel muy importante dentro de las organizaciones, los trabajadores con alta inteligencia emocional tienen la capacidad de comprender, motivar, ayudar a sus compañeros y manejar mejor la gestión de crisis o conflictos, eso conlleva a que tengan mejores vínculos laborales y su productividad se vea incrementada.

Los cinco componentes de la inteligencia emocional

Daniel Goleman dentro de su libro Inteligencia Emocional explica los 5 pilares que la componen, al conocer más estos cinco puntos, los directivos y líderes de equipo podrán ser capaces de integrar la inteligencia emocional en sus proyectos laborales.

El autoconocimiento

El saber descifrar quién eres, te va a permitir identificar los miedos, sentimientos y emociones que posees,  al conocerlos se te hará más fácil controlarlos y expresarlos de manera adecuada. Además, conocer nuestras propias emociones va a influir mucho en el cuidado de nuestra salud mental.

El autocontrol

Otro de los principales componentes de la inteligencia emocional es el autocontrol. Dentro del ambiente laboral es posible que surjan situaciones en donde te sea difícil mantener un manejo óptimo de las emociones, pensamientos y sentimientos.

Se debe tener un nivel de autocontrol que te permita actuar de manera positiva frente a estos hechos que puedan acontecer. La resiliencia y el saber adaptarte a los cambios. Te va ayudar a tener un equilibrio en tus relaciones interpersonales y en la forma en que te relacionas.

La motivación

Es muy importante dentro de las empresas y debe desarrollarse tanto a nivel personal como de equipo. Un trabajador que se encuentre motivado en su lugar de trabajo va a ayudar a cumplir los objetivos de la empresa. Fomentando que todos los demás hagan su trabajo con mayor ánimo y alejándose de actitudes o emociones que puedan afectar su motivación.

La empatía

Los trabajadores que la desarrollen van a tener una mayor inteligencia emocional. Entendemos por empatía a la capacidad que tienen las personas para percibir las emociones y sentimientos de los demás. Entendiéndolos y poniéndose en el lugar de la otra persona. 

Sabemos que los comportamientos y reacciones que tengamos pueden afectar las emociones de nuestros pares. Es por eso que debes ayudar a fortalecer las relaciones entre tus compañeros, trabajar en equipo y no ver al resto como una competencia.

Buenas relaciones sociales

Es fundamental una óptima comunicación con tus compañeros de trabajo, el saber comunicarse, expresar tus ideas, ser asertivo y paciente con los demás; te va a aportar a que tus relaciones interpersonales sean apropiadas y logres así un mayor desarrollo de la inteligencia emocional.

funcionalidades banner

10 consejos para mejorar la inteligencia emocional en el trabajo

Mantener una comunicación asertiva

Se debe procurar ser empáticos y comprensivos con las personas. Transmitir las ideas y pensamientos teniendo en cuenta los sentimientos de las demás personas. Y tener la capacidad de percibir los estados de ánimo de nuestros compañeros de trabajo.

De esta manera, y como mencionó Marshal B. Rosenberg, creador de la comunicación no violenta, los seres humanos somos peligrosos cuando no somos conscientes de nuestras responsabilidades. Refiriéndose a términos de cómo nos comportamos, pensamos y sentimos cuando intercambiamos ideas al momento de comunicarnos.

Practicar meditación

La técnica de meditación ayuda a tener un autocontrol del cuerpo y la mente y te lleva a un estado de relajación profunda. Te va a permitir poder manejar eficientemente tus emociones, aumentar la paciencia y tolerancia. Principalmente cuando interactúas con tus compañeros y afrontar situaciones que generen estrés.

Cuando meditas, mantienes tu atención y te olvidas de todos los pensamientos negativos que puedan estar llenando tu mente de mala energía. El mindfulness es una técnica muy utilizada para controlar nuestros niveles de estrés. Y contribuye a aliviar síntomas de ansiedad o depresión.

Analizar el lenguaje corporal

El lenguaje corporal comunica y da información sobre las emociones de manera inconsciente. Prestar atención a los gestos, posturas, movimientos del cuerpo y rostro te dará una clara idea del estado emocional de las personas. Por ejemplo, 

  1. El taparse la boca puede significar un intento de ocultar algo.
  2. Tocarse la nariz puede significar que se está mintiendo.
  3. Cruzar los brazos muestra desacuerdo o rechazo.

Intenta ser consciente que la manera en qué actúas guarda relación con cómo transmites tus emociones.

ebook employer branding

Examinar nuestros actos y emociones

Trata de analizar las situaciones sin juzgarte. Hay que intentar tener un punto de vista neutro al momento de pasar por tiempos de crisis. Eso te ayudará a entender el por qué de las emociones.

Por ejemplo, si algún trabajador se encuentra enojado por algún motivo que, en realidad solo es tristeza representada en forma de ira o enojo; las personas con alta inteligencia emocional serán capaces de detectar estas situaciones y poder ser comprensivos.

Escuchar atentamente

El saber escuchar es clave para poder comunicarnos exitosamente. Debes escuchar tanto directamente como indirectamente. Es decir, ir más allá de sólo prestar atención a lo que te están diciendo. Trata de comprender el comportamiento, las emociones, los sentimientos e ideas que las personas están intentando expresar mientras se comunican contigo.

Motivarse constantemente

El estar motivado te alentará a seguir trabajando por los objetivos y metas que tienes, por eso, es indispensable que cada día trabajes en tu motivación. Así lograrás sentirte satisfecho y en bienestar contigo mismo, algo que se verá reflejado en el exterior.

Según Goleman, la motivación está compuesta por cuatro elementos claves:

Impulso personal para lograr algo

El autor indica que las personas tenemos dos tipos de mentalidad: la de crecimiento y la fija. Una persona con una mentalidad de crecimiento siempre va a querer cumplir sus objetivos, por lo tanto, tendrá más probabilidades de llegar al éxito. El sentirse empoderado y tener una mentalidad de crecimiento va a permitirnos encontrar el impulso para lograr lo que deseemos.

Compromiso con los objetivos

Es necesario ser conscientes de los objetivos que se quieren alcanzar y lo que haremos para llegar a cumplirlos. El tener un compromiso con las aspiraciones que tenemos será fundamental para automotivarnos y sentirnos bien con nosotros mismos.

Iniciativa

El poder decidir en base a nuestros propios criterios cuando se presentan ciertas situaciones. Llegar a optar por la decisión correcta. Y aprovechar las oportunidades cuando se presentan es esencial porque nos permitirá asumir las elecciones que hayamos tomado con responsabilidad.

Optimismo y resiliencia

Ambos términos van relacionados con el eficiente cumplimiento de los objetivos. Porque se deberá afrontar de manera positiva los resultados de las decisiones que se tomen y recuperarnos en el caso de que no resulten satisfactorias. O como hayamos esperado.

YouTube LATAM2

Cómo influye la inteligencia emocional en el liderazgo

El ser jefe o tener un puesto en donde tienes personal a tu cargo, no necesariamente te convierte en un líder. El liderazgo va más allá de dirigir a un equipo de trabajo. Se trata de tener las habilidades necesarias para influir positivamente dentro de tu organización. Generando que todos trabajen de manera conjunta con el fin de lograr los objetivos propuestos.

Por ello, son los líderes que poseen un alto grado de inteligencia emocional en el trabajo los que:

  • Entenderán mejor a sus colaboradores.
  • Ayudarán en los momentos de crisis.
  • Serán las personas indicadas de motivar al equipo y mantener las buenas relaciones dentro de la empresa.

Como ya hemos dicho la inteligencia emocional es igual o más importante que el coeficiente intelectual. Como dice Goleman “Se contrata a los directores por su intelecto y su pericia empresarial y se los despide por su falta de inteligencia emocional”.

Se debe tener en cuenta que todas las personas dentro de la empresa son capaces de autoliderarse. Y en cuanto mejor se lideren a sí mismas, las relaciones entre todos tendrán mayor éxito. Por eso, es importante entender el concepto de inteligencia emocional y no solo enfocarnos en el líder sino en toda la organización.

Ahora que conoces todo sobre inteligencia emocional y la importancia que tiene al momento de relacionarnos con los demás. Te animo a que la desarrolles y la pongas en práctica en tu vida laboral. ¡Prueba Factorial y siente la diferencia!

✅ ¡Utiliza Factorial y empieza a gestionar a tus trabajadores!

Este artículo también está disponible en: Español

¡Hola! Te cuento un poco de mi. Soy panameña y trabajo como Content Manager en Factorial HR para el equipo de LATAM. En Argentina decidí realizar una licenciatura en Dirección de Arte con un enfoque en Creatividad Publicitaria. Al terminar, empecé mi camino en el mundo del marketing digital, creando contenidos y campañas para diferentes mercados y sectores en múltiples plataformas digitales.

Publicaciones relacionadas

¿Tienes alguna consulta o algo que agregar? Compártelo con la Comunidad de RRHH!

Anímate, es tu momento para compartir con una comunidad creada por y para profesionales de RRHH.