Ir al contenido
home office mexico

Home Office: Derecho a privacidad y pago de servicios

En un año marcado por la emergencia sanitaria, la única salida posible para muchas empresas fue el trabajo remoto. Miles de industrias se habrían paralizado por completo de no ser por esta modalidad laboral. Hace pocos días, antes de que termine el 2020, el Congreso mexicano aprobó la Reforma del Home Office.

Home office es como popularmente se denomina al trabajo remoto o teletrabajo. En muchos sectores, la implementación de esta modalidad laboral se aceleró como respuesta a la crisis por el coronavirus.

Pero hay que decirlo, no todas las compañías sabían a qué se enfrentaban cuando comenzaron a implementarlo. Y otras tantas organizaciones todavía desconocen cuáles son sus obligaciones para con sus colaboradores en torno al teletrabajo.

Para regular entonces esta modalidad laboral, diputados del Congreso mexicano aprobaron la reforma home office.


En este artículo veremos en qué consiste esta iniciativa y qué consecuencias tiene para patrones y trabajadores.


Ya es oficial la reforma Home Office en México

Concretamente, el 8 de diciembre de 2020 la Cámara de Diputados de México aprobó adiciones a la Ley Federal del Trabajo. Esta acción reforma el artículo 311 de dicha ley y agrega otros 11 artículos, todos vinculados al teletrabajo. El Senado ratificó la medida y la reforma home office ya es oficial.

Derecho a desconectarse, capacitación y pagar servicios son algunas de las obligaciones que impone esta nueva norma a los patrones.

La reforma a la ley laboral surge tras la emergencia sanitaria que forzó a muchas industrias a implementar el teletrabajo. De acuerdo con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), el 70% de las actividades laborales en México pueden realizarse bajo esta modalidad.

Sin embargo, otros estudios revelan que solo un 23% de los trabajadores pueden llevar a cabo sus labores desde casa. Esto último está vinculado a las posibilidades de conectividad y de acceso a equipamiento. Precisamente, para subsanar este punto, se ha aprobado la reforma home office en México.

¿En qué consiste la regulación del Home Office?

Lo que se aprobó en el Congreso mexicano es el reconocimiento del teletrabajo en la ley laboral. Antes de esta reforma, la legislación solo incluía la figura del trabajo a domicilio. Este se concibe como aquel que se ejecuta para un patrón, en el domicilio del trabajador, sin vigilancia ni dirección inmediata del empleador.

Las adiciones a la ley ahora incorporan el teletrabajo y lo definen como “una forma de organización laboral subordinada, que consiste en el desempeño de actividades remuneradas, en lugares distintos al establecimiento del patrón”.

Además, la reforma establece que en la modalidad de trabajo remoto no se requiere la presencia física de los empleados en la empresa. Asimismo, para el contacto y supervisión de las tareas pueden utilizarse las tecnologías de la información y comunicación.

Un punto importante dentro de la medida es que no se considera teletrabajo a las actividades que se realicen de forma ocasional. De hecho, se especifica que dentro de la modalidad laboral del home office entra todo trabajador que realice sus tareas más del 40% del tiempo en un domicilio diferente al de la empresa.

Principales obligaciones de los patrones para el Home Office

Hablemos de las principales obligaciones de los patrones bajo esta nueva forma de trabajo.

Proporcionar equipamiento y pagar servicios

En principio, las empresas tendrán la obligación de proporcionar equipamiento para que los trabajadores puedan desempeñar la labor desde casa. Estos equipos pueden ser computadoras, impresoras e incluso sillas ergonómicas. El objetivo es que los colaboradores puedan desarrollar su actividad en condiciones óptimas.

Además de proporcionar los equipos, los patrones también deben encargarse de su instalación y mantenimiento. Es obligación de las empresas llevar registro de los insumos que entregan a los empleados bajo la modalidad de teletrabajo.

Otro de los puntos a cumplir por parte de las empresas que implementen el teletrabajo en México es el pago de servicios. En este sentido, los patrones deberán asumir el costo derivado del home office. En líneas generales, esto implicará pagar servicios como internet, telefonía y un proporcional de la tarifa de electricidad.

Debemos tener en cuenta que tanto el equipo de cómputo como los servicios son considerados herramientas de trabajo. Y en este sentido siempre son las empresas las que deben proveerlas.

Por otra parte, estas dos obligaciones pretenden brindar una solución a la realidad de muchos trabajadores mexicanos a quienes trabajar bajo la modalidad del teletrabajo les supone una dificultad.

Muchos hogares no cuentan con computadora o acceso a internet. En otros casos, se presentan limitaciones de espacio y, por ejemplo, varios habitantes de la casa deben compartir los dispositivos.

Brindar capacitación y asesoramiento

Otro de los cambios que incorpora la reforma home office es la obligación de empresas de capacitar y asesorar a sus equipos. Solo basta decir que para muchas compañías y trabajadores la aceleración digital los dejó frente a un escenario totalmente nuevo.

En muchos casos, este año fue la primera aproximación al uso de nuevas tecnologías. Por ello, los patrones que decidan trabajar bajo esta modalidad, tendrán que garantizar la formación de sus colaboradores. El objetivo es que estos puedan adaptarse al uso de las nuevas herramientas.

Derecho a desconectarse

Este es uno de los puntos más interesantes que plantea la reforma home office en beneficio de los trabajadores. Se trata del derecho a desconectarse. Las empresas deben garantizar el derecho a la desconexión de los colaboradores al término de la jornada en teletrabajo.

En otras palabras, las personas en modalidad de teletrabajo no deben estar a disposición del patrón después de la jornada diaria pactada. Recordemos que en la ley laboral se establece que la jornada diaria no debe superar las ocho horas. En caso de exceder esa cantidad, estas se considerarán horas de trabajo extraordinario.

Lo interesante de este punto es que pretende brindar solución a un fenómeno que cobró mucha más fuerza en la emergencia sanitaria: el burnout laboral.

También llamado síndrome de desgaste profesional o síndrome del quemado, el burnout es un síndrome derivado del estrés crónico en los espacios de trabajo. Básicamente, se trata de un estado de agotamiento mental, físico y emocional producto de las exigencias laborales.

De acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), al menos 75% de los trabajadores del país sufría este síndrome antes de la crisis del coronavirus. Especialistas estiman que la fatiga por estrés laboral ha aumentado considerablemente tras la crisis sanitaria.

Por ello, resulta fundamental que la reforma home office establezca el derecho a desconectarse y que los patrones lo garanticen.

Contrato de teletrabajo

En la reforma home office también se establece que las condiciones laborales bajo esta modalidad deben constar por escrito en un contrato de trabajo remoto.

Dentro de este contrato, se debe incluir la siguiente información:

  • Naturaleza y características del trabajo.
  • Monto del salario, fecha y forma de pago.
  • El equipo e insumos de trabajo que el patrón entrega a al colaborador bajo la modalidad de trabajo remoto.
  • La descripción y monto que el patrón pagará al empleado en concepto de pago de servicios en el domicilio relacionados con el teletrabajo.
  • Los mecanismos de contacto y supervisión entre las partes. Sumado a la duración y distribución de horarios.

Derecho a la intimidad

Otra de las obligaciones para las empresas que decidan implementar el home office es garantizar el derecho a la intimidad. En este sentido, los patrones tendrán que facilitar mecanismos para preservar la seguridad de los datos de quienes laboren desde casa.

Por otro lado, las empresas deben reducir el uso de cámaras de video y micrófonos al supervisar a los colaboradores. Esto se complementa con la protección de la información personal de los trabajadores.

¿Cuáles son las obligaciones de los trabajadores para realizar Home Office?

Hasta aquí mencionamos el alcance que la reforma home office tiene sobre las empresas y las obligaciones para los patrones. Ahora es momento de descubrir lo que se espera de los trabajadores.

Dentro de las obligaciones de empleadores está la entrega de equipamiento para desarrollar el trabajo en el hogar. Frente a esto, es responsabilidad de los colaboradores conservar en buen estado los equipos y materiales proporcionados por el patrón.

Por otra parte, si bien las empresas deberán pagar servicios vinculados a la actividad laboral en casa, será obligación del trabajador informar en tiempo y forma sobre los costos de estos servicios.

Finalmente, los trabajadores tendrán que utilizar los dispositivos acordados para la supervisión de las actividades. Y, por supuesto, apegarse a las disposiciones en materia de salud y seguridad en el trabajo.

Supervisar el Home Office con Factorial

“Solamente podrán utilizarse cámaras de video y micrófonos para supervisar el teletrabajo de manera extraordinaria. O cuando la naturaleza de las funciones desempeñadas por la persona trabajadora bajo la modalidad de teletrabajo lo requiera”, detalla el texto de la reforma home office.

Básicamente, esto implica que se puede hacer uso de la tecnología para establecer mecanismos de supervisión proporcionados por las empresas. Sin embargo, esto no puede atentar contra el derecho a la intimidad y la protección de los datos personales de los empleados.

En resumen, sin dudas la implementación del home office fue forzosa para muchas empresas. Sin embargo, esto también representa la posibilidad de incursionar en una modalidad de trabajo que puede ofrecer enormes ventajas para los negocios.

En Factorial creamos un software de trabajo remoto para ayudar a las organizaciones a implementar el teletrabajo de manera exitosa. Descubre todas las funcionalidades de nuestro programa y comienza a trabajar desde casa.

✅Software de RR.HH. de Prueba Factorial – Gestiona las incidencias de nómina de tus empleados.

Publicaciones relacionadas

Dejar comentario