Ir al contenido
accidente laboral

Qué es la suspensión laboral y cómo funciona según la Ley Federal del Trabajo

Suspensión laboral, ¿conoces de qué se trata y en qué casos se aplica? En este artículo te lo contamos todo. 

Las relaciones laborales siempre están expuestas a los cambios. Algunos ocurren en el seno de las organizaciones por necesidades específicas, como por ejemplo, expansión o ajustes. También se producen transformaciones en el modelo de negocio o incluso debido a la incorporación de un nuevo sistema o herramienta. 

A eso debemos sumar las reconfiguraciones que suponen los cambios que suceden a nivel colectivo. La crisis sanitaria por la pandemia de COVID-19 es un claro ejemplo de ello. Esto representó una gran modificación en las formas de vida que conocíamos antes, afectando a toda la sociedad y los vínculos laborales, por supuesto. La adopción del home office como sistema de trabajo es una de las muestras de cómo los cambios que se producen de manera externa, influyen en las organizaciones a nivel interno.

Ahora bien, cuando hablamos de suspensión laboral ¿nos referimos a aquellos que se vinculan a los cambios externos o internos? ¿Cuál crees que es la respuesta? A decir verdad, esta situación puede darse por ambos tipos de factores. 

¿Quieres conocer en detalle qué es la suspensión laboral? Te lo contamos a continuación. 

¿Qué es la suspensión laboral en México? 

Hablar de relaciones laborales también implica hacer referencia a situaciones que pueden desencadenar la interrupción de las mismas. Es decir, aquellas ocasiones en las que algunos trabajadores atravesarán por un proceso conocido como suspensión laboral.  Pero ¿qué es la suspensión laboral en México?

La suspensión laboral es la interrupción temporal de la prestación de servicios personales subordinados por parte del trabajador. Asimismo, implica la interrupción del pago del salario por parte del patrón. Esto quiere decir que el colaborador no tiene la obligación de laborar en el centro de trabajo y la empresa no está obligada a pagar por sus servicios. Claro que hay excepciones, las cuales deben establecerse por escrito en el contrato de trabajo

Eso sí, es importante decir que la suspensión de la relación laboral no implica que el colaborador pierda su puesto. El personal que resulte suspendido tendrá la posibilidad de reincorporarse a sus funciones una vez concluidas las causas que le dieron origen a la suspensión. 

La instancia de suspensión laboral reúne una serie de condiciones que es importante conocer. Esto debido a que muchas personas piensan que estar suspendidos se relaciona a una falta cometida o una especie de “castigo”.  

Lo interesante de la figura jurídica de la suspensión laboral es que está autorizada por la ley. Precisamente, es la Ley Federal del Trabajo la que determina en qué casos se puede suspender a un trabajador. En otras palabras: el patrón no puede decidir de forma arbitraria cuándo suspenderá la relación de trabajo con su personal

Para definir entonces qué es la suspensión laboral 2021 en México debemos remitirnos a la ley en materia de trabajo. Conozcamos qué dice la normativa en este sentido. 

¿Qué es la suspensión laboral Ley Federal del trabajo?

Como ya hemos visto, la suspensión laboral es el cese de los efectos legales de un contrato de trabajo por causas ajenas a la voluntad del trabajador o del patrón. Durante este intervalo desaparecen ciertas obligaciones existentes entre ambos y se reanudan una vez que las causales de la suspensión terminan. Una vez concluida la suspensión, se normalizan los derechos y las obligaciones pautadas en el contrato laboral. 

La suspensión laboral Ley Federal del Trabajo es lo que indica esta disposición sobre la interrupción de la relación laboral entre trabajadores y jefes. 

¿Qué es lo que dice la normativa al respecto? Indica que las obligaciones de trabajadores y jefes cesan durante un lapso determinado, sin responsabilidad para ambas partes. En otras palabras, el colaborador no está obligado a presentarse a laborar y podrá mantener su puesto. Además, volverá a percibir su salario una vez concluido el periodo de suspensión.

Por su parte, los jefes no están obligados a pagar el salario de su personal mientras dure la suspensión. Aunque hay distinciones que iremos conociendo a lo largo del artículo.  

La suspensión laboral Ley Federal de Trabajo establece con claridad el carácter temporal de la misma. Es decir que el colaborador podrá conservar su empleo. La normativa busca así garantizar el derecho a la estabilidad laboral del talento.

Esto brinda protección al trabajador, dado que si la suspensión está regulada por la ley, el patrón no puede decidir a su arbitrio en qué casos suspenderá la relación laboral con sus subordinados. 

Por otro lado, la ley establece que la suspensión laboral se desarrolla en circunstancias específicas. Esto implica que el motivo o la causa de la suspensión debe estar contenido en la legislación en materia de trabajo y solo por esas circunstancias determinadas se aplicará.

Causas de la suspensión laboral según la Ley Federal del Trabajo 

Para conocer en detalle qué dice la ley laboral sobre la suspensión en el trabajo debemos dirigirnos en principio al artículo 42. Aquí se establecen todas las causas en las que se justifica este cese en la relación entre colaborador y jefe.

  • Enfermedad contagiosa del trabajador.
  • Incapacidad temporal ocasionada por un accidente o enfermedad que no constituya un riesgo de trabajo
  • Prisión preventiva del colaborador seguida de sentencia absolutoria. 
  • Arresto del trabajador.
  • Cumplimiento de los servicios y el desempeño de los cargos mencionados en el artículo 5o de la Constitución. Estos son: el de las armas y los jurados, así como el desempeño de los cargos concejiles y los de elección popular, directa o indirecta. Sumado a las obligaciones consignadas en el artículo 31, fracción III de la misma Constitución. Estos son los cuerpos de reserva. 
  • Cuando se designe al trabajador como representante ante los organismos estatales. Ya sea la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos, Comisión Nacional para la Participación de los Trabajadores en las Utilidades de las Empresas u otros semejantes.
  • Falta de documentos necesarios para la prestación del servicio y que exijan las leyes y reglamentos, cuando esto sea imputable al trabajador. Algunos ejemplos podrían ser: no contar con carnet de conducir o certificado de manipulador de alimentos. 
  • Conclusión de la temporada en el caso de los trabajadores contratados bajo esta modalidad.
  • La licencia para madres y padres por enfermedad oncológica de sus hijos menores de 16 años.  

A continuación, vamos a conocer en detalle algunas de las causales de suspensión laboral que mencionamos.

Suspensión laboral por enfermedad contagiosa del trabajador 

De acuerdo con el artículo 42 de la Ley Federal del Trabajo, una de las causas de suspensión laboral puede ser la enfermedad contagiosa del trabajador

Bajo estas circunstancias, el colaborador está en la obligación de notificar al patrón sobre su imposibilidad de presentarse a laborar. Para ello, necesitará justificar y/o acreditar que lo que manifiesta es verdad. Es decir que el principal requisito consiste en hacerle llegar el certificado de incapacidad laboral temporal, expedido por el Instituto Mexicano de Seguridad Social (IMSS).

¿Qué representa esto para la empresa? En principio, las ausencias de los trabajadores repercuten en la productividad y en la organización del trabajo. Por ello, lo ideal es saber con cierta anticipación que un colaborador va a faltar. 

Aunque esto depende en gran medida del personal, puedes agilizar la gestión con un software de RRHH. Esta herramienta te permitirá administrar con mayor eficiencia las ausencias de tu equipo. Incluso podrás darles la libertad de sean ellos mismos quienes gestionen sus faltas. Todo queda centralizado en la plataforma, para que tengas un mejor control de asistencia en tu compañía. 

Por otro lado, como patrón también tienes el derecho a ocupar la vacante en forma temporal. 

En cuanto a la duración de la suspensión, la misma surtirá efectos desde la fecha en que el patrón tenga conocimiento de la enfermedad contagiosa, hasta que termine el periodo fijado por el IMSS para la licencia por incapacidad. 

Suspensión laboral por incapacidad temporal que no constituye riesgo de trabajo

Otra causa de suspensión laboral que establece la ley es la incapacidad temporal que no es producto de una enfermedad o accidente laboral. Es decir, se trata de un tipo de incapacidad que no constituye un riesgo de trabajo.  

Será el IMSS el que se encargará de expedir las incapacidades pertinentes y de generar el pago de las mismas. Aunque en este último caso será a partir del cuarto día de la incapacidad. Los primeros tres días el colaborador no recibirá ningún tipo de pago, ya que el jefe no tiene la obligación de efectuarlo. 

Ahora bien, en algunas empresas dentro del contrato colectivo se establece que el patrón debe asumir el pago de los días de incapacidad que no estén cubiertos por el IMSS. Pero siempre se trata de una cuestión opcional y del tipo de negociación que se lleve a cabo entre la empresa y las organizaciones sindicales. 

También puede darse el caso de que el patrón decida pagar esos días como una prestación laboral adicional a sus trabajadores. Teniendo en cuenta que al momento de atraer y contratar nuevo talento puede resultar una estrategia efectiva, es una opción a evaluar. 

¿Qué tipo de subsidio recibe el trabajador en esta clase de incapacidad? El dinero será el equivalente al 60% del último sueldo base de cotización. El colaborador recibirá este pago de forma directa. 

Con respecto a la suspensión, la misma comenzará a regir desde la fecha en que se produzca la incapacidad laboral, hasta que termine el periodo fijado por el IMSS. Tras ello, el trabajador deberá regresar a sus labores el día posterior a la fecha en que termine la causa de la suspensión.  

👉 Descubre más sobre las prestaciones laborales adicionales en este artículo. 

Suspensión laboral por prisión preventiva 

Entre las causas de suspensión laboral Ley Federal del Trabajo también se establece la prisión preventiva del trabajador. En este caso, no debe existir sentencia condenatoria. Esto debido a lo que representa la suspensión en la relación laboral. Como vimos antes, tiene carácter temporal, es decir que, si posteriormente el colaborador recibe una sentencia absolutoria, tiene derecho a regresar a su puesto.

Asimismo, si el trabajador debe afrontar un proceso de prisión preventiva por actuar en defensa de la persona o de los intereses del jefe, tiene derecho al pago de los salarios que hubiese dejado de percibir en ese periodo. 

¿Cuánto dura esta suspensión laboral? De acuerdo con el artículo 43 de la ley, inicia en el momento en que el trabajador acredite estar detenido a disposición de la autoridad judicial, y termina cuando obtenga la sentencia absolutoria. Sin embargo, para volver a su puesto tiene 15 días a partir de recibir la sentencia. 

Otras causas de suspensión laboral según la ley 

Además de todas las que ya enlistamos y detallamos antes, hay otras causas de suspensión laboral que figuran en la Ley Federal del Trabajo. 

Una de ellas la podemos encontrar en el artículo 42 Bis de la normativa. Allí se establece: “En los casos en que las autoridades competentes emitan una declaratoria de contingencia sanitaria, conforme a las disposiciones aplicables, que implique la suspensión de las labores, se estará a lo dispuesto por el artículo 429, fracción IV de esta Ley”.

En este caso, la suspensión se debe a una situación de fuerza mayor, por una contingencia sanitaria. Es algo que hemos visto a lo largo de 2020 y parte del 2021 debido al COVID-19.  Pero ¿cuál es la responsabilidad del jefe? 

En el artículo 429 de la ley se indica que el empleador no necesita aprobación o autorización del Tribunal para esta suspensión. Está obligado por la autoridad sanitaria a llevarla a cabo. Además, deberá pagar a sus trabajadores una indemnización equivalente a un día de salario mínimo general vigente, por cada jornada que dure la suspensión. Vale aclarar que la normativa contempla una duración máxima de un mes para este tipo de suspensiones laborales. 

Otro tipo de causas para interrumpir las relaciones de trabajo se vinculan a la suspensión laboral como medida disciplinaria. Aquí el cese de la actividad del trabajador no podrá exceder los ocho días. Sin embargo, antes de tomar la determinación, el trabajador tiene derecho a ser escuchado y dar sus razones por la falta cometida. 

Suspensión laboral colectiva ¿qué es?

Hasta aquí hemos profundizado en todo lo concerniente a la suspensión laboral individual. Ahora repasemos en qué consiste la suspensión laboral colectiva

En principio, como su nombre lo indica, este es un tipo de interrupción que puede afectar a toda la empresa o una parte de ella.  De acuerdo con el artículo 428 de la ley de trabajo mexicana, se debe tomar en cuenta el escalafón de los trabajadores para que sean suspendidos los de menor antigüedad. 

Con respecto a las causas de suspensión laboral 2021 a nivel colectivo en las empresas, se mencionan las siguientes:

  • Caso fortuito o causa de fuerza mayor no imputable al jefe: su incapacidad física o mental o su muerte. Se trata de una situación que produce como consecuencia necesaria la suspensión de los trabajos en la organización. 
  • Falta de materia prima no imputable al jefe.
  • Exceso de producción en relación a las condiciones económicas y a las circunstancias del mercado.
  • Incosteabilidad, de naturaleza temporal, notoria y manifiesta de la explotación. 
  • Falta de fondos e imposibilidad de obtenerlos para la realización normal de los trabajos. Esto debe ser comprobado plenamente por el jefe. 
  • Cuando el Estado se obliga a entregar ciertas cantidades a las empresas para contratar trabajos o servicios indispensables y no cumple con ello. 
  • Suspensión de labores o trabajos declarada por la autoridad sanitaria competente, en caso de contingencia sanitaria.

En la suspensión colectiva se necesita la aprobación de la Junta de Conciliación y Arbitraje (JCA) correspondiente. Será la autoridad competente la que determine si se aprueba o no. 

Es importante destacar esto porque la suspensión laboral libera al trabajador de prestar su servicio. Al mismo tiempo, libera al jefe del pago del salario. Si la JCA no aprueba la suspensión, la empresa tendrá que seguir cumpliendo con sus obligaciones salariales. 

Gestiona las suspensiones laborales con un software de RH

Si has llegado hasta aquí, ahora sabes que en México la suspensión laboral es una situación que puede darse por diversas causas y generar distintos efectos. Uno de ellos es tener que gestionar esas ausencias de la manera adecuada. En principio, cumpliendo con lo que marca la ley, preservando siempre los derechos de los trabajadores. En segundo lugar, administrando esta tarea de la manera más eficiente. 

¿Cuál es la solución? Un software de RH. Esta herramienta destinada a la gestión de los recursos humanos facilita el día a día en la empresa. Tener control sobre las faltas, ausencias e incapacidades es solo una de las tareas vinculadas a la gestión del talento. Por ello, poder optimizarla debería ser una prioridad. 

Si ese es tu caso, te invitamos a descubrir nuestro software de RRHH. 

¡Es hora de agilizar las tareas del área de talento en tu empresa! Prueba Factorial gratis durante 14 días 🚀

¡Hola! Te cuento un poco de mi. Soy panameña y trabajo como Content Manager en Factorial HR para el equipo de LATAM. En Argentina decidí realizar una licenciatura en Dirección de Arte con un enfoque en Creatividad Publicitaria. Al terminar, empecé mi camino en el mundo del marketing digital, creando contenidos y campañas para diferentes mercados y sectores en múltiples plataformas digitales.

Publicaciones relacionadas

Dejar comentario