Ir al contenido
accidente laboral

Accidente laboral: cómo gestionarlo según la Ley Federal Mexicana

En toda organización, sin importar su tamaño o actividad. Puede ocurrir que tengamos que lidiar con un accidente laboral. Cuando esto ocurre, tanto el patrón como los responsables de Recursos Humanos deben conocer el procedimiento adecuado para gestionarlo. El mismo se encuentra establecido en principio, en la Ley Federal del Trabajo. Pero también otras disposiciones han establecido normas sobre este tema. Entre ellas, la Ley del Seguro Social. 

En cualquier caso, es muy importante contar con los conocimientos adecuados para afrontar un accidente de trabajo y proceder de la mejor manera, tanto para el trabajador como para la empresa.

Debido a ello, en este artículo vamos a explicarte todo lo que debes saber sobre los accidentes laborales en tu organización. Comenzando por entender qué es un accidente de trabajo

¿Qué es un accidente de trabajo según la Ley Federal del Trabajo?

Para definir qué es un accidente laboral vamos a basarnos en lo que dice la Ley Federal del Trabajo. De acuerdo al artículo 474 de esta normativa, accidente de trabajo es

Toda lesión orgánica o perturbación funcional, inmediata o posterior, la muerte o la desaparición derivada de un acto delincuencial, producida repentinamente en ejercicio o con motivo del trabajo, cualesquiera que sean el lugar y el tiempo en que se preste.

Accidente laboral definición en la ley laboral también incluye a los accidentes que se produzcan en el traslado del trabajador. Es decir, cuando el colaborador se dirige desde su domicilio al centro de trabajo y viceversa.

Accidente laboral ejemplo entonces puede ser cualquier golpe, lesión o herida que sufra un trabajador con motivo del trabajo. 

Es importante decir que el accidente se constituye como uno de los riesgos de trabajo a los que está expuesto el personal. Aunque no es el único. También se entiende por riesgo laboral cualquier enfermedad derivada del ejercicio o con motivo del trabajo. 

La enfermedad, en los términos del artículo 475 de la ley laboral sería: “todo estado patológico derivado de la acción continuada de una causa que tenga su origen o motivo en el trabajo o en el medio en que el trabajador se vea obligado a prestar sus servicios”

Ahora que hemos definido accidente laboral qué es de acuerdo a la Ley Federal Mexicana, veamos qué no representa un accidente de trabajo.  

¿Por qué es importante entender este concepto?

Debemos tener en cuenta que un accidente laboral puede ser de leve a muy grave. Esto produce diferentes consecuencias para el colaborador y para la organización.  Por ello, es necesario conocer los pasos a seguir en caso de que se produzca en tu centro de trabajo. 

Patrones y RRHH deben conocer cuáles son las responsabilidades a asumir frente al trabajador cuando ocurre un accidente de trabajo. Obligaciones que, por cierto, se encuentran establecidas por ley. Esto quiere decir que en caso de no cumplir con ellas la compañía estaría enfrentándose a consecuencias legales diversas. Entre ellas, la demanda que interponga el colaborador, por ejemplo. 

¿Qué casos no se consideran accidente laboral en México? 

Tanto la ley laboral como la Ley del Seguro Social establecen las situaciones en las que no aplica la definición de accidente de trabajo. Esos son: 

  • El accidente laboral ocurre cuando el trabajador se encuentra en estado de embriaguez.
  • Si el accidente de trabajo tiene lugar cuando el colaborador está bajo la acción de algún psicotrópico, narcótico o droga enervante. Se exceptúa de esta norma aquellos casos en donde exista prescripción suscrita por médico titulado. El trabajador debe haber exhibido esta constancia para que el patrón esté en conocimiento de la situación. 
  • Cuando el colaborador genere intencionalmente la incapacidad o lesión por sí mismo o de acuerdo con otra persona.
  • En el caso de que la incapacidad o siniestro sea  el resultado de alguna riña o intento de suicidio.
  • Finalmente, cuando el accidente de trabajo es resultado de un delito intencional del que fuere responsable el trabajador asegurado.

En ninguno de estos casos el patrón estará obligado a ofrecer una indemnización o a pagar por la incapacidad ocasionada. 

Obligaciones de los patrones con respecto a los accidentes de trabajo 

Para entender cómo gestionar un accidente laboral en una organización, debemos volver a mencionar lo que establece la ley en cuanto a los riesgos de trabajo. Como dijimos antes, estos son los accidentes y enfermedades a los que están expuestos los trabajadores al laborar. 

Atendiendo a estos riesgos, en el artículo 504 de la legislación se establecen una serie de obligaciones especiales que deben afrontar los patrones. De esas responsabilidades te hablaremos a continuación.  

Primeros auxilios en los centros de trabajo 

La primera de las obligaciones de los patrones es mantener en el centro de trabajo medicamentos y material de curación necesarios para primeros auxilios. También es su obligación adiestrar al personal para que pueda brindar esta atención. 

Esto tiene una influencia significativa en la evolución de la lesión. Al prestar primeros auxilios de forma adecuada y con los elementos necesarios, podría evitarse que una herida o traumatismo empeore. Según la Cruz Roja, la primera intervención en las situaciones que comprometen la integridad física de una persona puede influir decisivamente en la mejora de su salud. De hecho, saber cómo actuar en ciertos accidentes, como una herida, un corte o una intoxicación puede incluso salvar vidas. 

Teniendo en cuenta que la mayoría de los accidentes laborales se dan en los centros de trabajo, esta se transforma en una medida muy importante. 

Solo para considerar, de acuerdo con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) en lo que va del 2021 se produjeron más de 25.200 accidentes laborales en las empresas mexicanas. Definitivamente, contar con medicamentos, material de curación para primeros auxilios y adiestrar al personal para que aprenda a utilizarlos, puede ser determinante en las organizaciones. 

Enfermería y hospital en el centro de trabajo 

Otra de las obligaciones que tienen los patrones en relación a los accidentes laborales es el establecimiento de una enfermería. Esto solo en aquellos casos en los que la empresa tenga un equipo de 100 trabajadores. En estas circunstancias, se determinará un área específica para la atención médica y quirúrgica de urgencia. Esta enfermería tendrá que estar dotada de medicamentos y material de curación. 

Además de ello, solo podrá ser atendida por personal competente, bajo la dirección de un médico cirujano. En caso de que este profesional de la salud considere que no se puede prestar la debida atención médica al trabajador que sufra un accidente laboral, se tendrá que proceder al traslado a un hospital.  

Para los patrones que tengan a su servicio más de 300 colaboradores, la obligación es instalar un hospital en el centro de trabajo. El mismo tendrá que contar con el personal médico y auxiliar necesario. 

Por otro lado, la ley también establece la opción de que las empresas celebren contratos con sanatorios u hospitales ubicados en la zona en que se encuentre el centro de trabajo. O bien, a una distancia que permita el traslado rápido y cómodo de los trabajadores. Esto como alternativa a la instalación de un hospital propio en las organizaciones. Sin embargo, para poder hacer uso de esta variante los trabajadores tendrán que estar de acuerdo. 

¿Cómo es la gestión de un accidente laboral?

Una de las dudas frecuentes de los patrones con respecto al accidente laboral es cómo gestionarlo. En otras palabras: ¿Qué hacer cuando un trabajador se accidenta en la empresa?

Por supuesto que lo primero es entender que esto siempre estará determinado por la gravedad del accidente.

  • Si se produce una lesión leve, puede ser suficiente con prestar los primeros auxilios y atender al trabajador. Es fundamental asegurarse de que la herida no reviste de gravedad. Ante la duda, lo mejor es dejar que el colaborador se traslade a los servicios de salud correspondientes.
  • Para los accidentes de trabajo que requieran de asistencia médica, se debe habilitar al trabajador para que acuda al hospital. Esto aplica en empresas de menos de 100 trabajadores que no cuentan con enfermería, ni hospital propio. 
  • En caso de que el accidente laboral requiera atención médica urgente y la empresa, por su tamaño, no cuente con enfermería ni hospital, se debe optar por llamar a los servicios de emergencia, cuyo número es el 911, para que envíen una ambulancia al centro de trabajo. También se puede optar por trasladar por cuenta propia al trabajador hasta un centro de salud cercano para que reciba la atención que necesita. En cualquier caso, se debe dejar constancia de que el colaborador ha sufrido un accidente laboral. 

Dar aviso a las autoridades laborales 

Otra de las tareas que corresponde a patrones y RRHH es dar aviso a las autoridades laborales. Según la Ley Federal Mexicana se debe notificar por escrito o por medios electrónicos a la STPS, al Inspector del Trabajo y al Tribunal, dentro de las 72 horas siguientes al accidente de trabajo. Al hacerlo, es necesario proporcionar los siguientes datos y elementos:

  • Nombre y domicilio de la empresa. 
  • Información del trabajador. En principio nombre y domicilio. Pero, además, se deberá detallar su puesto o categoría en la organización y el monto de su salario.
  • Hora y lugar en el que ocurrió el accidente laboral, indicando brevemente cuáles fueron los hechos.
  • Datos principales de las personas que presenciaron el accidente (nombre y domicilio). 
  • Lugar en que se presta o haya prestado atención médica al trabajador accidentado.

A partir de allí, la STPS y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) deberán intercambiar información respecto del aviso de accidente de trabajo. El objetivo es que se pueda dar desde el instituto la cobertura que el colaborador necesite. 

Si el accidente de trabajo ocasiona la muerte de un trabajador se debe dar aviso por escrito a las autoridades antes mencionadas. En esta notificación se incluirán todos los datos previos, sumando, también, el nombre y domicilio de las personas que pudieran tener derecho a la indemnización correspondiente por el fallecimiento del colaborador. 

Accidente laboral y la obligación de registrar a los trabajadores en el IMSS

Hasta aquí hemos visto que hay mucho que los patrones deben afrontar cuando sus trabajadores sufren un accidente laboral. Sin embargo, hay un punto que no hemos mencionado: la importancia de registrar a los colaboradores en el IMSS.

El régimen obligatorio del Seguro Social permite cubrir los riesgos de trabajo, entre los que se incluyen los accidentes laborales. Los patrones están obligados a asegurar a sus trabajadores para que, en caso de sufrir cualquier accidente o enfermedad de trabajo, puedan recibir el pago en dinero y en especie adecuado en función de los efectos causados.

De esta forma, entre las obligaciones patronales se encuentra:

  • Registrarse e inscribir a sus trabajadores en el IMSS.
  • Comunicar las altas y bajas en sus equipos, así como también las modificaciones de su salario, entre otros datos. Todo ello dentro de plazos no mayores a 5 días hábiles a partir de la contratación o del cese del contrato. 
  • Llevar registros en donde quede asentado el número de días trabajados y los salarios percibidos por sus trabajadores. En este sentido, un sistema de nóminas es clave para llevar todo esto en regla y encontrar fácilmente estos registros, los cuales por ley se deben conservar durante los 5 años siguientes al de su fecha. 
  • Determinar las cuotas obrero patronales a su cargo y dar a conocer su importe al Instituto. 

👉 Conoce todo sobre el SUA IMSS en este artículo

La importancia de registrar a los trabajadores en el IMSS

Al registrar a los trabajadores en el IMSS las empresas pueden tener una cobertura frente a accidentes de trabajo. Cuando el personal sufre un riesgo laboral, hay muchos gastos que estarán asociados a ello. Puesto que la organización debe hacerse responsable y cubrir todo lo correspondiente al accidente. Esto incluye pagos en dinero y en especie. 

En el artículo 487 de la ley laboral se establece que los trabajadores que sufran un accidente de trabajo tienen derecho a:

  • Asistencia médica y quirúrgica.
  • Rehabilitación.
  • Hospitalización, cuando el caso lo requiera.
  • Medicamentos y material de curación.
  • Los aparatos de prótesis y ortopedia necesarios.
  • La indemnización acorde al accidente laboral. 

Al tener registrados a los trabajadores en el IMSS, la mayoría de estos puntos quedan cubiertos por el Seguro Social. Y debemos incluir también el subsidio por incapacidad laboral, si el colaborador queda impedido de trabajar. Esta es una suma mensual equivalente al salario de la persona trabajadora. Imagina tener que asumir todos estos gastos cada vez que alguien de tu equipo sufre un accidente laboral.

Es importante decir que en el caso de no registrar en el IMSS a los trabajadores tendrás que asumir todos los costos. Ya sea de cirugía, hospitalización, rehabilitación, aparatos ortopédicos, entre otros. Si, además, el colaborador queda incapacitado para laborar, será tu obligación afrontar el pago de la cuota mensual correspondiente a su tipo de incapacidad.

Prestaciones y pagos del IMSS a tus trabajadores

Cuando registras a tus trabajadores en el IMSS les estás garantizando que tengan acceso al Seguro Social. A partir de ahí, será el Instituto el encargado de realizar los pagos en especie y en dinero correspondientes a un accidente laboral.

Las prestaciones laborales en especie son cualquier tipo de atención médica que requiera un colaborador por accidente de trabajo. Así, quedan cubiertos los servicios de hospitalización, el pago de medicinas, cirugías, rehabilitación y cualquier otro tipo de consulta médica.

En cuanto a los pagos en dinero, estos dependen de la incapacidad laboral que deba afrontar el trabajador. 

  • Si el accidente de trabajo produce una incapacidad temporal, la indemnización consistirá en el pago íntegro del salario que no perciba el colaborador mientras continúe la imposibilidad de trabajar.  
  • Cuando el accidente produzca una incapacidad permanente parcial, la indemnización consistirá en el pago de un porcentaje que se calculará sobre el importe que debería pagarse si la incapacidad hubiese sido permanente total.
  • En caso de que el accidente de trabajo genere una incapacidad permanente total, la indemnización será una cantidad equivalente al importe de 1.095 días de salario. 

Gestiona los accidentes e incapacidades con un software de RRHH

Como hemos visto en este artículo, la gestión de un accidente laboral no es tarea sencilla. Hay muchas normas que se deben tener en cuenta para cumplir con lo que dicta la Ley Federal del Trabajo. 

Pero eso no es todo. El papeleo puede ser agobiante, ya que hay diversos trámites que realizar. ¿No sería genial poder tener toda la información en un mismo lugar y agilizar así esta tarea?

La buena noticia es que esa posibilidad existe y es la que ofrece el software de RH. Con esta herramienta podrás gestionar todo el aspecto legal y administrativo vinculado a los accidentes de trabajo en tu empresa. ¡Incluyendo también las incapacidades laborales!

Prueba Factorial y descubre una solución completa para la gestión de los recursos humanos en tu organización 🚀

¡Hola! Te cuento un poco de mi. Soy panameña y trabajo como Content Manager en Factorial HR para el equipo de LATAM. En Argentina decidí realizar una licenciatura en Dirección de Arte con un enfoque en Creatividad Publicitaria. Al terminar, empecé mi camino en el mundo del marketing digital, creando contenidos y campañas para diferentes mercados y sectores en múltiples plataformas digitales.

Publicaciones relacionadas

Dejar comentario