Ir al contenido

Capital humano o Recursos Humanos, ¿existen diferencias?

Capital Humano

¿Crees que tu empresa podría funcionar sin un equipo de personas detrás de los procesos y las tareas del día a día? Alerta spoiler: definitivamente no. Eso que muchos llaman capital humano es uno de los componentes clave para el crecimiento de los negocios. 

Los directores, gerentes y responsables de Recursos Humanos que ignoren esto posiblemente desconocen todas las ventajas competitivas que brindan las personas a sus organizaciones.  

Hasta el momento, no se ha encontrado ninguna empresa que funcione o haya funcionado sin personas. Esta es la razón principal por la que se dice que los trabajadores son el corazón de las organizaciones. El capital humano va en línea con esta noción. Entendiendo todo lo que el talento aporta al funcionamiento y evolución de un negocio.

Para comprender mejor el significado de capital humano, en este artículo vamos a comenzar definiendo qué es y en qué se diferencia de Recursos Humanos. Pero ese es tan solo el punto de partida. ¡Quédate para descubrir más! 

¿Qué es el capital humano?

El capital humano es el conjunto de conocimientos, habilidades y actitudes de los trabajadores de una empresa. Por lo tanto, es uno de los capitales vitales de los que dispone la compañía para lograr sus objetivos.

La definición de capital humano en estos términos se basa en la concepción de capital. Este entendido como todos los recursos tangibles e intangibles de una organización que, al ser utilizados, generan valor al negocio. 

Así, para responder de forma sencilla qué es capital humano, podríamos pensarlo como un tipo de capital con el que cuenta una empresa para generar una ventaja competitiva

También podríamos ver al capital humano como un cambio de paradigma. En tanto, representa una  forma bastante nueva de pensar a los trabajadores de una organización. Poco a poco, estos dejaron de ser vistos como personas que solo cumplen con sus tareas, para pasar a ser asimilados como activos valiosos. 

De esta forma, el capital humano es el valor económico que los empleados aportan a una organización. Estos lo hacen a través de:

  • Su formación.
  • Habilidades con las que cuentan.
  • Experiencia y trayectoria que han logrado.
  • Valores y creencias personales.
  • Redes y conexiones, lo que determina su capacidad para vincularse con los demás, colaborar y trabajar en equipo. 
  • Salud física y mental. 

En este sentido, el capital humano en la empresa es una variable cualitativa, no cuantitativa. Se refiere a la calidad, por así decirlo, de las personas que conforman la organización y no a la cantidad de trabajadores que posee una empresa.

En conclusión, el capital humano es el valor que se le otorga a las capacidades y potencialidades del talento al cumplir una determinada función. Sus cualidades tienen un valor objetivo, en tanto, son capaces de mejorar los procesos e impulsar el desarrollo económico de la organización. 

YouTube LATAM

La historia detrás del significado de capital humano 

En la década de 1950 los economistas estadounidenses Gary Becker y Theodore Schultz popularizaron el concepto de capital humano en la economía moderna. Juntos, crearon la Teoría del capital humano

La misma sugiere que el conocimiento y las habilidades de las personas son otra forma de capital. Desde esa perspectiva, invertir en capital humano aumenta la producción económica y el potencial de ingresos de un trabajador. Por consiguiente, de la empresa para la que este se desempeña. 

Becker se dio cuenta de que invertir en trabajadores no era diferente a la inversión en equipamiento y maquinaria, que es otro factor de producción. Si ambos son activos que generan ingresos, la inversión que se realice en estos generará valor a la empresa. Así, el capital humano se transformó en una nueva forma de concebir a las personas dentro de las organizaciones. 

Pero claro, el concepto ha ido evolucionando con los años y uno de los aspectos que se destacan en este sentido es la asimilación de capital humano o recursos humanos como sinónimo ¿qué tan acertado es eso?

Capital humano o Recursos Humanos ¿cuál es la diferencia?

Una de las formas típicas de emplear el término capital humano es como sinónimo de Recursos Humanos. Si bien son conceptos similares que muchas veces se superponen, hay distinciones. Sobre todo en su enfoque y abordaje:

  • Los recursos humanos se enfocan en el trabajo realizado por las personas. Mientras que el capital humano se centra en las habilidades y la formación que poseen las personas.
  • RR.HH. se asegura de que la organización cuente con empleados capaces. Por su parte, el capital humano en la empresa se centra en la medida de esas capacidades y cualidades. 

Más allá de las definiciones de uno y otro término, cuando hablamos de capital humano y recursos humanos también nos referimos a tareas distintas dentro de una organización. 

El área de capital humano se centra en todas las actividades relacionadas con la gestión de los empleados. La meta de este departamento es sacar lo mejor de cada trabajador para que la organización alcance sus objetivos.

Por su parte, el área de Recursos Humanos tiene un enfoque integral. Este consiste en administrar a los trabajadores de la organización y brindarles el apoyo que necesitan para que realicen sus tareas y prosperen en la compañía.  

Así, la diferencia en ambas áreas es clave:

  • La gestión del capital humano maximiza el valor económico del talento para los resultados de la organización.
  • En lugar de ello, Recursos Humanos se centra en desarrollar y gestionar sistemas y procesos para que los trabajadores puedan desempeñar sus funciones con eficacia.

Hoy en día, en muchas empresas capital humano y recursos humanos se usan de manera indistinta. No es del todo un error. Sin embargo, es importante entender sus diferencias para poder sacar lo mejor de cada uno.  

👉¿Quieres saber más? Descubre todos los conceptos vinculados a Recursos Humanos

¿Cuál es la importancia del capital humano?

Se dice que una empresa es tan buena como su gente y hay mucha verdad en ello. Cuanto mejores sean tus empleados, mejor será tu compañía. Tanto para la gestión de procesos y estrategias, como para el logro de resultados. 

En este sentido, la importancia del capital humano es evidente. Esto debido a que la capacidad productiva de una organización se deposita, en gran medida, en la formación y habilidades que poseen sus trabajadores. Estos son los encargados de cumplir los objetivos del negocio a través de las tareas asignadas.

Son las personas quienes se ocupan de llevar adelante los procesos y estrategias. Para que estos sean eficientes las competencias, conocimientos y capacidades de los trabajadores son decisivas. Precisamente, todo lo que engloba el capital humano.

Así, el capital humano se transforma en un factor decisivo para el éxito de la empresa y hoy más que nunca. Ya que las organizaciones necesitan personal altamente calificado y motivado, capaz de adaptarse a los cambios constantes del entorno. 

En definitiva, el crecimiento sostenido de tu organización va de la mano con el desarrollo de las personas que la conforman. Y en eso reside la importancia del capital humano. 

¡Conoce las mejores prácticas para la gestión del capital humano en este video!

En este video te contamos cuáles son 5 prácticas que deberías implementar en tu estrategia de Recursos Humano para mejorar la gestión diaria.

👉 Si quieres mantenerte actualizado en todo lo relacionado al Capital Humano, no olvides suscribirte a nuestro canal de YouTube. ¡Suscríbete aquí!

Tipos de capital humano 

Como explicamos en la definición de capital humano, este se centra en las cualidades del talento. O en otras palabras, en los activos intangibles.  De esta forma, cualquier cualidad o valor de un trabajador que ayude a mejorar la productividad de la empresa y el logro de objetivos, sería su capital humano. 

Claro que no es tan fácil identificarlas, porque como dijimos son variables intangibles. Una clasificación común de este concepto consiste en dividir el capital humano en tres categorías diferentes:  

1- Capital intelectual. Aquí se incluyen todos los conocimientos adquiridos por el personal a lo largo de su vida. Por ello, algunos ejemplos de capital humano en esta categoría son:

  • Titulación universitaria, tecnicatura o diplomatura.
  • Desarrollo de habilidades duras mediante cursos y formaciones.
  • Experiencia laboral adquirida.
  • Capacidad de aprendizaje. 

2- Capital social. Este es el conjunto de recursos sociales que permiten que en una empresa se ejecuten acciones de forma colaborativa y de beneficio común. Esto incluye:

  • Red de vínculos profesionales y personales.
  • Reputación.
  • Habilidades de comunicación. 
  • Capacidad de crear relaciones de confianza, compromiso y cooperación. 

3- Capital emocional. Finalmente, tenemos que hablar del capital emocional como un activo de la empresa. Este consta de los recursos emocionales de cada uno de los miembros del equipo de la organización. Es decir, sus valores, creencias y sentimientos. De esta manera, algunos ejemplos serían:

  • Empatía. 
  • Adaptabilidad.
  • Creatividad.
  • Resiliencia.
  • Pensamiento crítico.

👉 Descubre cuáles son las habilidades laborales más solicitadas para el 2022.  

¿Cómo desarrollar el capital humano en tu compañía?

Llegó el momento de pasar a la acción y llevar toda esta teoría a la práctica ¿Cómo? Te damos 5 recomendaciones para que puedas desarrollar el capital humano en tu empresa

Invertir en la educación de tu talento 

Como vimos hasta aquí, la educación es uno de los elementos más importantes del capital humano. Así que si buscas desarrollarlo en tu empresa, el punto de partida está, precisamente, en constituir una fuerza laboral altamente formada.

Ten presente que la formación va más allá de lo que establecen las distintas leyes laborales. Por ejemplo, en México es una obligación de las empresas proporcionar capacitación y adiestramiento a los trabajadores que se incorporan a un puesto. También es obligatorio brindar formación ante el uso o implementación de una nueva herramienta, sistema, proceso o actividad.

Pero a lo que nos referimos en este caso es a ir un paso más allá. Algunas ideas que puedes implementar son:

  • Proporcionar capacitación relacionada con tu industria. 
  • Patrocinar a tus trabajadores para que obtengan títulos universitarios o certificaciones adicionales.
  • Invertir en la mejora de habilidades técnicas. 

funcionalidades banner

Ten presente que las compañías que invierten en el aprendizaje continuo de su personal aumentan su capital humano sin tener que invertir en nada más. La educación por sí sola ofrece numerosas ventajas a tu negocio:

  • Mayor productividad.
  • Colaboradores que aportan más valor a la compañía.
  • Trabajadores más autónomos. 
  • Aumento de la satisfacción del personal. 
  • Una tasa de retención de talento más alta.

Entre los ejemplos de capital humano más conocidos está el de Adobe y su inversión en la educación de su equipo. La empresa creó el programa Learning Fund. Este proporciona a los empleados hasta $10.000 dólares por año para buscar oportunidades de aprendizaje y formación académica. 

Por otro lado, también se ofrece hasta $1.000 dólares por año a los trabajadores para apoyar iniciativas de aprendizaje y desarrollo. Lo que incluye participación en conferencias, cursos y seminarios en línea e incluso la compra de libros. 

Personalizar la gestión de RR.HH.

Los días en los que Recursos Humanos gestionaba todos los procesos vinculados a las personas de forma estandarizada quedaron atrás. Automatizar y estandarizar deberían quedar limitadas a tareas repetitivas del día a día y ciertos procesos en el área. Para ello, ya existe la tecnología adecuada

Pero cuando se trata de entender lo que necesitan las personas para desarrollarse y crecer, el abordaje debe ser personalizado. RR.HH. tiene que adaptar la gestión a las necesidades individuales de cada trabajador. No es sencillo hacerlo, pero es necesario.

Partimos del hecho de que todas las personas son distintas. Cada una procesa la información, las tareas y entiende los objetivos a su manera. Por ello, en lugar de ofrecer una indicación estándar para todos, es necesario hacer un esfuerzo por conocer las fortalezas y debilidades de cada trabajador y brindar las oportunidades de mejora que cada uno requiera, en el nivel que lo necesite.  

Favorecer la salud y el bienestar en la empresa 

Desarrollar el capital humano en la empresa también implica invertir en la salud y bienestar de tus trabajadores. Esto puede llevarse a la práctica a través de diversas acciones tales como implementar un programa de bienestar en tu compañía o ampliar los alcances de los seguros de salud que ofreces a tus trabajadores. Pero esa es tan solo la punta del iceberg. 

Más allá de los beneficios que puedas brindar, es clave entender cómo la salud física y mental de los trabajadores afecta su desempeño. El burnout es el ejemplo más claro de ello. Una sobrecarga de tareas y un ambiente laboral tóxico contribuyen a aumentar el riesgo de padecer este síndrome. 

Todo al interior de la empresa debe alinearse para que los trabajadores puedan tener  un adecuado balance de responsabilidades laborales y desempeñarse en un clima organizacional saludable. 

El equilibrio adecuado entre el trabajo y la vida personal ayuda a disminuir el estrés. Un entorno laboral colaborativo, donde se fomente relaciones de cooperación entre pares, contribuye a aumentar la felicidad en el trabajo. A su vez, todo esto mejora la productividad y el rendimiento en la compañía. 

👉 Aprende a crear un entorno laboral saludable con ejemplos prácticos para aplicar cuanto antes

Reconocer los logros 

Más allá de la formación y el bienestar, los trabajadores necesitan sentirse motivados para realizar sus labores y cumplir los objetivos.  Una de las formas de conseguirlo es mediante el reconocimiento de sus logros. 

En este punto, es importante decir que los trabajadores que son conscientes de cómo su trabajo contribuye al éxito de la empresa se sienten más comprometidos con los objetivos de la organización.

Al recibir el feedback positivo de parte de los líderes de equipo, los colaboradores pueden tener una noción más clara de cómo impacta su labor en la compañía. Así, se sentirán más motivados a cumplir con las metas y mejorar su trabajo.

ebook employer branding

Usar la tecnología adecuada 

Desarrollar el capital humano en tu empresa sin la tecnología adecuada puede ser un proceso difícil. Las soluciones tecnológicas como el software de RR.HH. pueden ayudar a gestionar los distintos procesos del área y así hacer más eficiente la gestión de personas en la empresa.

Por ejemplo, con la gestión de formación del software de Factorial puedes hacer un seguimiento inteligente de las capacitaciones en tu empresa. Así, puedes ver quién está realizando un proceso de formación en tu compañía y cuál es su nivel de progreso. Incluso, desde la misma herramienta puedes evaluar los conocimientos adquiridos. 

Esto es vital para alinear la inversión en capital humano a los objetivos del negocio. Ya que si quieres desarrollar ciertas habilidades o competencias para cumplir con determinadas metas del negocio, tendrás una herramienta para medir los avances en tiempo real.

Además, este software te  ayuda a automatizar una variedad de procesos de Recursos Humanos. Así, puedes disminuir la cantidad de tiempo que le dedicas a tareas repetitivas que consumen muchas horas de la semana. De esta forma es posible dedicarse a lo que aporta verdadero valor a la empresa: el capital humano, las personas

🚀¡Pide una DEMO de nuestro software de Recursos Humanos y comienza a desarrollar tu capital humano hoy mismo!

Publicaciones relacionadas

¿Tienes alguna consulta o algo que agregar? Compártelo con la Comunidad de RRHH!

Anímate, es tu momento para compartir con una comunidad creada por y para profesionales de RRHH.