Ir al contenido
contratos laborales

Guía imprescindible de contratos de trabajo – [+Modelo descargable]

Un nuevo colaborador se incorpora a tu nómina de trabajadores. Has realizado un proceso de reclutamiento y selección exitoso, y el resultado es un nuevo recurso humano que se suma a tu equipo. Quieres darle la bienvenida con un buen proceso de onboarding, pero lo que no debes olvidar previo a ello es sentar las bases de esta relación laboral por escrito. Los contratos de trabajo son una parte fundamental en los inicios de todo vínculo laboral, dado que formalizan la relación y permiten establecer con claridad los alcances de la misma.

Debemos tener en cuenta que el mercado de trabajo está en constante transformación. Por ello, es importante estar al día con la información vinculada a las obligaciones de las empresas en relación a sus trabajadores. Precisamente, entre esas responsabilidades están los contratos de trabajo. 

Además, te proporcionaremos un modelo que podrás descargar de manera gratuita para que cuentes con contrato de trabajo forma

¡Llegó el momento de conocer todo sobre los contratos de trabajo! 

¿Qué son los contratos de trabajo?

A continuación, te damos la respuesta. Básicamente, se trata de uno de los tantos documentos que tendrás que crear en la gestión de talento. El mismo tiene carácter legal y establece las condiciones en las que se desarrolla la relación laboral entre el jefe y el trabajador

Contratos de trabajo ejemplo podemos encontrar muchos, ya que hay diversas alternativas de acuerdo a cada relación laboral. Lo interesante, además de conocer cuáles son las variantes, es aprender a crear uno desde cero, entendiendo qué información no puede faltar y qué contrato de trabajo usar en cada caso. 

En México los contratos de trabajo están regulados por la Ley Federal del trabajo (LFT). Estos se incluyeron en la reforma a la ley del año 2012. Antes de esa modificación, en el país no era obligatorio celebrar contratos al incorporar a un nuevo colaborador a la nómina. Como contrapartida, muchas relaciones laborales se establecían mediante contratos de palabra. Esto dejaba un vacío legal que exponía de alguna manera a los trabajadores.  Dado que para ellos era difícil probar el incumplimiento de las obligaciones por parte de sus jefes sin esta clase de documento.

Así, podemos ver uno de los rasgos esenciales del contrato laboral: velar por los derechos de la fuerza laboral. Al mismo tiempo, en el contrato se incluyen las obligaciones y responsabilidades del talento. Con lo cual, también es una forma de proteger los intereses de las organizaciones. 

De esta manera, la respuesta a contratos de trabajo qué es sería la siguiente: se trata de un acuerdo por escrito entre la empresa y el colaborador. Allí, se establecen las tareas que realizará el trabajador, la retribución económica que recibirá por sus servicios y todas las condiciones formales que constituyan dicha relación laboral. 

Ahora bien ¿qué dice la LFT al respecto? 

funcionalidades banner

Contratos de trabajo según la ley laboral mexicana

Como mencionamos antes, los contratos de trabajo se comenzaron a regular a partir de la reforma laboral del 2012. Desde entonces, las empresas del país están obligadas a celebrar un contrato por escrito con cada nuevo trabajador que incorporan a sus equipos. Pero ¿cómo se aborda este tema dentro de la ley? 

En principio, en el artículo 20 de esta normativa se establece la definición de relación de trabajo. Esta es: “la prestación de un trabajo personal subordinado a una persona, mediante el pago de un salario”

En ese mismo artículo se define al contrato individual de trabajo: “Aquel por virtud del cual una persona se obliga a prestar a otra un trabajo personal subordinado, mediante el pago de un salario”.

Así, podemos ver que en los términos de la ley laboral mexicana la relación y el contrato de trabajo son exactamente lo mismo. Es decir que el vínculo jurídico que se produce entre un trabajador y un jefe no depende exclusivamente del contrato. Sino que para el derecho laboral del país tiene los mismos efectos legales la relación de trabajo como el contrato.

Luego, en el artículo 24 se determina que “las condiciones de trabajo deben hacerse constar por escrito cuando no existan contratos colectivos aplicables. Se harán dos ejemplares de los cuales quedará uno en poder de cada parte”.

Mientras que en el artículo 31 de la ley se indica: “Los contratos y las relaciones de trabajo obligan a lo expresamente pactado y a las consecuencias que sean conformes a las normas de trabajo, a la buena fe y a la equidad”.

Así, según la ley, en el contrato de trabajo se deben establecer las obligaciones del trabajador y del jefe. Sumado a las condiciones en las que se desarrollará la relación laboral entre ambas partes. 

¿Qué elementos debe incluir el contrato de trabajo?

Para comenzar, la validez de un contrato de trabajo está supeditada a una acción clave: la firma del mismo. Este debe estar firmado tanto por el jefe como por el trabajador. Con su firma ambas partes acreditan que están en conocimiento de lo que dicta el contrato y que lo aceptan como válido

Otros elementos fundamentales que deben figurar en el contrato se relacionan a lo que mencionamos antes al definir qué son los contratos de trabajo. Lo que dijimos fue que esta clase de documento es la prestación de un trabajo personal subordinado a una persona, mediante el pago de un salario. 

En este sentido, hay cuatro piezas que se conjugan para que se produzca la relación laboral y, por tanto, el contrato:

  • Persona física. Es la persona trabajadora que presta a otra persona, física o moral, un trabajo personal subordinado. 
  • Persona física o moral. Se trata del jefe y/o empresa que utiliza los servicios del trabajador. 
  • Trabajo personal subordinado. Es el servicio que presta el trabajador al jefe. 
  • Salario. Es el pago que recibe el colaborador por el trabajo personal subordinado que realiza. 

Estos son los elementos que no pueden faltar en los contratos de trabajo que se elaboran en las empresas mexicanas. Sin embargo, hay otros datos que también son relevantes y se deben incluir en este documento. Te los compartimos a continuación. 

¿Qué información debe incluir el contrato de trabajo?

Cada organización tiene la potestad de llevar a cabo el tipo de gestión documental que considere adecuada. Es decir que no hay una única receta sobre cómo hacer contrato de trabajo

En algunas compañías todavía se utiliza el papel, en otras las planillas Excel son las protagonistas. Mientras que hay organizaciones que optan por la gestión documental online. Esto les permite mantener todos sus documentos en la nube, totalmente seguros y disponibles para el equipo cada vez que los requieran

Sin embargo, más allá de la tecnología utilizada para crear y compartir esta clase de documentos, si quieres saber cómo hacer contrato de trabajo, necesitas conocer la información mínima a incluir. La misma también se rige por ley.  

banner fichaje

El artículo 25 de la ley laboral mexicana establece los apartados que deben incorporarse en los contratos de trabajo. Estos son:

Datos generales de la empresa y el trabajador

Teniendo en cuenta que el contrato individual de trabajo se celebra entre dos partes, empresa y trabajador, este debe incluir la información de ambos.

Por un lado, el nombre y razón social de la organización, así como la dirección y número de Registro Federal del Contribuyente (RFC) de la misma.

Por el otro, nombre, edad, sexo, nacionalidad, estado civil, Clave Única de Registro de Población (CURP), RFC y domicilio del trabajador. 

Estos son los elementos clave que mencionamos antes, es decir, la persona moral y la persona física que celebran el contrato. 

Duración de la relación laboral

Este es un punto determinante al crear contratos de trabajo en RRHH. Al determinar la duración de la relación laboral, estaremos definiendo qué tipo de contrato establecer con ese trabajador. Por ejemplo, contrato temporal, contrato por obra, contrato indefinido, etc. 

Servicios que deben prestarse

En este caso, lo que se debe especificar en el contrato, según la ley, es el trabajo personal subordinado que realizará el trabajador. Esto debe quedar bien detallado y por ello, es necesario incluir tanto el puesto, como las tareas a desempeñar por parte del colaborador. Esto de acuerdo a sus capacidades y conocimientos.

banner organigrama

Lugar donde se realizará el trabajo

Otra información a incluir dentro del contrato laboral es el domicilio del centro de trabajo. Además, si el trabajador va a laborar en otros lugares, también debe quedar detallado en el documento. 

Cuando el colaborador trabaja en la modalidad de home office no hace falta que figure la dirección de la empresa. Aunque sí debe aparecer en el contrato de teletrabajo el lugar en el que el trabajador cobrará su salario, en caso de que lo reciba en mano. 

👉 Descubre todo sobre el home office en México en este artículo

Duración de la jornada laboral

Es necesario señalar en el contrato laboral la extensión de la jornada laboral. Esto implica detallar la cantidad de horas diarias que trabajará el colaborador, así como los días de descanso y las horas extras. Esto último en caso de que se contemplen horas extraordinarias para su puesto. 

Salario: forma de pago y monto

Este es uno de los puntos en los que más se enfocan los trabajadores al firmar un contrato laboral. La información a incluir en este caso es la forma de pago de la remuneración del talento, es decir, si será en efectivo, por transferencia bancaria, depósito bancario o cheque. Sumado al monto de su salario diario y las retenciones que se efectúan sobre el mismo

Por otra parte, existe también la opción de detallar en este apartado las prestaciones laborales que están incluidas dentro del salario. También se pueden mencionar aquí las prestaciones complementarias. 

Día y lugar de pago

Otro punto clave para las personas trabajadoras es conocer cómo será la frecuencia de pago en su nuevo empleo. Por ello, en los contratos de trabajo también se debe incluir si el salario se cobrará de forma semanal, quincenal o mensual

Por otra parte, si el pago es en efectivo, se debe detallar dónde se efectuará. Ya sea en el mismo centro de trabajo o en dependencias específicas de la empresa. 

Días de descanso

Así como el contrato laboral debe incluir la duración de la jornada de trabajo, también tiene que especificar las condiciones relativas a los días de descanso. Recordemos que cada seis jornadas laboradas, el trabajador podrá disfrutar de un día de descanso, como mínimo. Siempre con goce de salario íntegro. 

En el contrato de trabajo se debe detallar precisamente cuántas jornadas de descanso se otorgan y qué días serán. 

vacaciones banner

Capacitación y adiestramiento

De acuerdo con la Ley Federal del Trabajo, el contrato debe incorporar información relativa a la capacitación y adiestramiento que recibirá el trabajador para desarrollar su labor. Esto en los términos de los planes y programas que se establezcan en la empresa para capacitar e instruir al personal. 

Vacaciones

Finalmente, otra información que no puede faltar en los contratos de trabajo es la relativa a las vacaciones del trabajador. Es importante dejar en claro cuál es la política de la empresa en relación al periodo vacacional del personal

De acuerdo con la ley laboral “los trabajadores que tengan más de un año de servicios disfrutarán de un período anual de vacaciones pagadas”. Este periodo de descanso en ningún caso podrá ser inferior a seis días laborables. Asimismo, aumentará en dos días laborables, hasta llegar a doce, por cada año trabajado. 

banner desempeño

¿Qué tipos de contratos de trabajo existen en México?

En México existen cinco tipos de contratos de trabajo:

  • Por tiempo determinado. Este tipo de contrato se realiza por períodos específicos de tiempo. La duración de la relación laboral queda detallada en el documento. Existen tres situaciones en las que se celebra esta clase de contrato: cuando la naturaleza del trabajo lo requiere; cuando el trabajador sustituye a otro de manera temporal; y en trabajos que pueden realizarse por tiempo limitado. 
  • De tiempo indeterminado. Este es de los más utilizados en México. En el contrato de tiempo indeterminado se establece una relación laboral en la que no hay una duración específica. Para que se considere una relación de trabajo por tiempo indeterminado debe ser superior a los 180 días. 
  • Temporal. Los contratos de trabajo temporales se utilizan cuando la relación laboral se desarrolla por tiempo indeterminado, pero para realizar tareas discontinuas. Por ejemplo, para tareas de temporada; o en actividades que no exijan la prestación de servicios toda la semana, el mes o el año.
  • Para capacitación inicial. Esta clase de contrato se utiliza cuando el colaborador necesita adquirir conocimientos y habilidades necesarias para realizar su trabajo. Aquí la relación laboral no puede superar los 90 días. Transcurrido este tiempo, si el trabajador no resulta apto para el puesto se puede dar por terminado el vínculo de trabajo. Esto en muchas organizaciones se conoce como programa trainee.
  • De período de prueba. La esencia de este tipo de documento es celebrar un primer contrato de carácter provisorio. Esto le permite a la empresa verificar si el trabajador cumple con lo necesario para desarrollar su labor. Este contrato no puede superar los 30 o 180 días, dependiendo el puesto a cubrir. Por otro lado, una vez superada la instancia de prueba se pasa al contrato por tiempo indeterminado.

Modelo de contrato de trabajo

Hacer contrato de trabajo es una tarea más que se suma a las responsabilidades del área de Recursos Humanos. Por ello es importante agilizarla. Una de las formas de conseguirlo es mediante el modelo de contrato de trabajo. Este brinda un formato preestablecido a utilizar listo para completar. 

Por supuesto que muchas veces puede ser necesario adaptar estos modelos para adecuarlos a las necesidades y características específicas de la empresa. Pero, sin dudas, facilitan la tarea al departamento de RRHH.

Descarga gratis el modelo de contratos de trabajo listo para completar. 

¿Por qué gestionar contratos de trabajo con Factorial?

Además del modelo de contrato de trabajo, antes mencionamos la importancia de la tecnología que utilices para crear y administrar esta clase de documento. En este sentido, puedes gestionar todos los documentos de tu organización y de tus trabajadores de forma online y segura con un software de gestión documental

Con esta herramienta podrás:

  • Centralizar todos los documentos en un único lugar.
  • Compartirlos fácilmente a tus colaboradores. 
  • Organizarlos, aprobarlos y rechazarlos de manera online. 
  • Olvidarte del papeleo y firmarlos de forma electrónica y legal.
  • Configurar permisos y protegerlos. 

Ten un mayor control sobre los documentos de tu organización. Sobre todo, los vinculados a tus colaboradores, como los contratos de trabajo. 

🚀 ¡Optimiza la gestión documental en tu empresa con Factorial!

¡Hola! Te cuento un poco de mi. Soy panameña y trabajo como Content Manager en Factorial HR para el equipo de LATAM. En Argentina decidí realizar una licenciatura en Dirección de Arte con un enfoque en Creatividad Publicitaria. Al terminar, empecé mi camino en el mundo del marketing digital, creando contenidos y campañas para diferentes mercados y sectores en múltiples plataformas digitales.

Publicaciones relacionadas

Dejar comentario