Ir al contenido
remuneración del personal

La Remuneración del Personal ¿Cuáles son los distintos tipos?

Uno de los aspectos a contemplar al gestionar el talento de una empresa es la remuneración del personal . En este sentido, debemos decir que no toda la retribución se reduce al salario. Hay otras formas de compensar a los trabajadores por sus servicios prestados. 

Conocer los distintos tipos de remuneración que se pueden brindar en una organización es clave para cumplir con lo que dicta la ley. Pero también, es fundamental para atraer talento a la organización y disminuir la rotación de personal

Sin ir más lejos, una encuesta de OCCMundial indica que uno de los principales motivos de renuncia de los trabajadores mexicanos es el salario. Un 72% coincidió en que la búsqueda de un mejor sueldo es una de las razones para dejar su puesto de trabajo.Mientras que el 49% aseguró que también dejaría su empleo para buscar mejores prestaciones. 

Esto deja en evidencia que saber recompensar a tu equipo debería ser una prioridad y que el salario es clave, pero no es lo único que importa cuando hablamos de remuneración .

Por todo ello, en este artículo vamos a indagar en las distintas remuneraciones que hoy puedes ofrecer en tu empresa. ¡Descubramos resultados y sus principales características!

¿Qué es la remuneración?

Cuando hablamos de remuneración, nos referimos a todo tipo de retribución que recibe un trabajador por las labores que realiza en una empresa. Se trata de los beneficios que el patrón otorga al colaborador por la prestación de un servicio personal subordinado. En otras palabras, lo mínimo que le debe dar por el trabajo que este lleva a cabo. Las remuneraciones laborales , en este caso, se constituyen como uno de los factores que determinan la existencia de una relación de trabajo entre empleador y trabajador.

Aunque también debemos distinguir otro tipo de remuneración que no necesariamente obedece a la relación laboral antes mencionada. Los honorarios profesionales son remuneraciones que pueden recibir el talento, pero que no se enmarcan dentro del esquema de relación laboral subordinada. En el pago por honorarios lo que encontramos es una retribución dada a personas que prestan un servicio de manera independiente a una empresa o individuo.

Por tanto, para englobar ambos tipos de remuneración, podemos decir que remunerar es retribuir de alguna forma el servicio que presta una persona a una organización .Sin importar el tipo de vínculo laboral que exista. Así, la remuneración es la suma total de bienes o dinero que paga el patrón a un trabajador por un cierto período de trabajo o un producto determinado.

Aunque habitualmente la remuneración laboral es en dinero, también puede incluir una parte en especie. La misma será un equivalente de un porcentaje del salario. Sin embargo, lo que la ley establece con claridad es que siempre debe existir una remuneración en dinero que no debe ser inferior al 70%. 

Todas estas condiciones se detallan en el contrato laboral celebrado entre el patrón y cada trabajador. 

¿Por qué es importante saber remunerar a tus trabajadores?

Debemos tener en cuenta que la remuneración no representa lo mismo en los patrones y trabajadores. Para los primeros, forma parte del costo de la actividad desarrollada por la empresa. También se constituye como un medio para incentivar la motivación de los colaboradores y aumentar la productividad de la organización. En cambio, para el personal la remuneración representa el nivel de vida que pueden tener.También es fuente de satisfacción frente al trabajo realizado y un incentivo para mejorar su desempeño.

Como podemos ver, usamos términos como motivación, productividad, satisfacción e incentivo, dado que todo ello se relaciona con la remuneración del personal. Por eso, es clave comprender cuáles son las mejores formas de compensar al talento de la empresa, ya que este factor incide en su capacidad de trabajo. Si un colaborador siente que no está siendo recompensado como merece, esto puede derivar en insatisfacción y frustración. Asimismo, esto influiría negativamente en su motivación, ya que no contaría con el incentivo suficiente para dar lo mejor de sí. Definitivamente, todo ello afectaría su desempeño y, por tanto, su nivel de productividad.

Como vimos antes, la remuneración del personal influye en la atracción de nuevo talento y la retención de los trabajadores más valiosos de tu organización. Por ello, al momento de asignar los distintos tipos de retribución, es fundamental tener en cuenta que la decisión que tomes en este sentido afectará su desempeño y, del mismo modo, la competitividad de tu organización.

Tipos de remuneración en México

Ahora que ya conoces qué es la remuneración y cuál es su importancia, es momento de mencionar las distintas variables que puedes encontrar. No existe una clasificación modelo. De hecho, puedes encontrar diferentes formas de remunerar a tus trabajadores, en función de cada tipo de relación laboral que mantengas con ellos. Pero, en líneas generales, podemos distinguir cuatro tipos de remuneración:

  • Salario.
  • Honorarios.
  • Sobresueldo.
  • Percepciones extraordinarias.

A continuación, conoceremos en detalle de qué se trata cada una de estas remuneraciones.

Tipos de remuneración: el salario

El salario es la remuneración laboral más común. Se trata de la retribución que paga el patrón al personal por su trabajo. En el artículo 83 de la Ley Federal del Trabajo (LFT) se encuentran algunos de sus detalles y variantes. De este modo, se especifica que el salario puede fijarse por unidad de tiempo, por unidad de obra, por comisión, a precio alzado o de otra manera.

El salario por unidad de tiempo es el más habitual. En este, el trabajador y el patrón determinan la cantidad de tiempo, medido en horas en cada jornada laboral y el pago correspondiente por cada hora de prestación de servicio. En este caso, no debe excederse la jornada máxima legal y se deben respetar los derechos laborales y de seguridad social que correspondan al puesto. Otro detalle de este tipo de salario es que la remuneración percibida en ningún caso puede ser inferior a la que corresponde a una jornada diaria.

¿Quieres aprender a calcular el sueldo neto de tus trabajadores? ¡No te pierdas👉🏼 este artículo sobre el sueldo neto

La remuneración que se paga por el salario por obra, debe ser el monto del salario mínimo en relación a un trabajo normal, en una jornada de ocho horas.

El salario por comisión se refiere a aquella remuneración que depende del cumplimiento de metas y objetivos por parte del trabajador. Por lo general, está muy vinculada a actividades laborales comerciales, sobre todo, la venta.

Finalmente, el salario a precio alzado hace referencia a aquel que combina unidad de tiempo y unidad de obra. La remuneración se paga de acuerdo a la obra que el patrón se proponga ejecutar.

Salario fijo, variable y mixto 

Además de las clasificaciones anteriores, el salario también puede ser:

  • Fijo . Esta retribución se basa en el pago o compensación económica que la empresa ofrece a cada empleado con un mínimo fijado por ley. La remuneración se pacta directamente con cada colaborador antes de la firma del contrato y no va ligada a objetivos o metas específicas. Por lo general, este salario obedece al pago por unidad de tiempo.
  • Variable . Este tipo de retribución dependiente del desempeño del trabajador en un período determinado. En este caso, es conveniente que la organización cree un sistema para medir los resultados. El salario por unidad de obra y por comisión se ajustan a esta clasificación.
  • Mixto . Como su nombre lo indica, el salario mixto es aquel que combina un porcentaje de sueldo fijo, con otro porcentaje del sueldo variable. Por lo general, está formado por el salario por unidad de tiempo y el salario por unidad de obra. De este modo, se entrega un monto base fijo y otro variable que depende del rendimiento y los resultados que alcance el trabajador.

Las prestaciones dentro del salario

Otra de las remuneraciones laborales son las prestaciones. Al principio de este artículo mencionamos que un 49% de los trabajadores renunciarían a su empleo en busca de mejores prestaciones, por ello es importante conocerlas. Se trata de derechos irrenunciables del trabajador. Estas forman parte de las obligaciones del patrón en la relación laboral, por tanto, en la gestión de nóminas se las considera como parte del salario.

Las prestaciones básicas son:

  • Vacaciones . Es el derecho a 6 días de vacaciones pagados el primer año trabajado. A partir del segundo año, se adicionan 2 días más por cada año laboral, hasta llegar a los 12 días de vacaciones. 
  • Prima Vacacional . Con la prima vacacional los trabajadores reciben un 25% más sobre el salario.
  • Aguinaldo . Esta es una gratificación anual que el patrón paga a sus colaboradores al finalizar un año calendario de trabajo. El monto mínimo equivale a 15 días de salario. Se lo conoce también como aguinaldo navideño .
  • Seguro Social . La empresa debe asegurar la afiliación del trabajador al Seguro Social. Esto le brinda cobertura de salud y la correspondiente a las distintas incapacidades laborales .
  • Participación de los Trabajadores en las Utilidades (PTU) . Si la empresa genera un ingreso anual superior a los $ 300.000 pesos, entonces está obligada a repartir las utilidades entre el personal.
  • Formación . La capacitación y adiestramiento es otra de las prestaciones exigidas por ley. El objetivo es elevar las competencias laborales de los trabajadores y aumentar el nivel de productividad de la organización.
  • Prima de Antigüedad . El tiempo que un colaborador pasa en una empresa también debe ser recompensado. Por ello, existe la prima de antigüedad como prestación. La misma equivale a 12 días de salario, por cada año trabajado.

formato control gastos excel

Tipos de remuneración: los honorarios

Otro de los tipos de remuneración que se pueden brindar en un centro de trabajo son los honorarios. Hablamos antes de ellos. Se trata del pago independiente que reciben las personas que prestan un servicio de manera a una empresa o servicio individual. Estos colaboradores brindan un servicio, pero no se trata de un vínculo de subordinación, sino que se da de forma independiente. Por lo tanto, tampoco hay salario. Lo que se establece es un contrato por honorarios y una remuneración acorde a ese tipo de vínculo contractual.  

El derecho mexicano regula esta clase de acuerdos de prestación de servicios profesionales. Son contratos de naturaleza civil en los que las partes firmantes fijan, de común acuerdo, los alcances del mismo. Allí se establece la naturaleza del trabajo a realizar, y la remuneración por honorarios correspondientes.

Puede resultar interesante considerar esta clase de remuneración, teniendo en cuenta que, sobre todo en los últimos tiempos, ha crecido la incorporación de trabajadores freelance como fuerza de trabajo en muchas empresas. Un perfil que puede aportar flexibilidad a los roles laborales en la organización.

Tipos de remuneración: el sobresueldo

Otra remuneración del personal que podemos encontrar en México es el sobresueldo. ¿De qué se trata? De una retribución extra y complementaria al sueldo normal del trabajador, de ahí su nombre “sobresueldo”.

Este tipo de remuneración se puede dar a cualquier colaborador de la empresa. En muchos casos, funciona como un incentivo adicional que el trabajador puede ganar como recompensa por alcanzar objetivos específicos establecidos o por su dedicación a ciertas actividades de la organización.

La forma más común de sobresueldo es el pago de horas extra . Cuando un colaborador trabaja más horas que las estipuladas en su jornada laboral, estas se cuentan como horas extra y constituyen un pago adicional al sueldo regular. Lo mismo ocurre si el personal trabaja fines de semana, días festivos o días libres.

Las horas de trabajo extraordinario se pagan un 100% más del salario correspondiente a las horas de la jornada regular. Es decir, se pagan el doble. De acuerdo con lo que dicta la ley, no se pueden realizar más de 3 horas extra diarias y más de 3 días semanales. En caso de que se supere ese límite, la remuneración será de un 200% mayor a lo convenido en una hora de trabajo ordinaria.

Cuando el trabajador presta sus servicios en su día de descanso, debe recibir salario doble. Lo mismo aplica cuando trabaja en un día de descanso obligatorio por ley, es decir, en días festivos.

Tipos de remuneración: las percepciones extraordinarias

¿Qué entendemos por percepciones extraordinarias? Básicamente, cualquier retribución, en efectivo o en especie, que el trabajador recibe por parte del patrón, adicional a su salario.

Podemos identificar como remuneración extraordinaria los siguientes conceptos:

  • Tiempo extra . Recién mencionamos este punto dentro del sobresueldo. Volvemos a hablar de ello porque también se considera una percepción extraordinaria. En principio, porque no es algo que se da de forma regular. En segundo lugar, porque se trata de un pago extra al sueldo que recibe normalmente el trabajador.
  • Bonos . Los bonos son instrumentos creados para el beneficio del talento, pero también para aumentar la motivación y productividad en las organizaciones. Se trata de una remuneración que suele otorgar de forma anual en base al desempeño del personal. El monto de esta retribución suele calcularse en relación al sueldo anual del trabajador. Así, puede llegar a representar hasta un 15% de lo ganado en un año por este. En otros casos, se ofrece un mes completo extra en concepto de bono.
  • Comisiones . El pago de comisiones a los trabajadores se suele dar en el área comercial o de ventas. Se trata de un porcentaje que recibe el trabajador en función de la cantidad de ventas realizadas.
  • Premios . Hay ciertas acciones que pueden ser premiadas en una empresa, por ejemplo, la asistencia o la puntualidad. Esta clase de premios pueden entregarse en dinero o especies. El caso es que se constituye como otro tipo de remuneración del personal.

El salario emocional como remuneración del personal

Si hablamos de mejorar las tasas de retención del talento no podemos dejar de mencionar al salario emocional. Se trata de todas las remuneraciones laborales que no se vinculan al salario económico. En lugar de ello, estas ayudan a aumentar el bienestar de los trabajadores en sus espacios de trabajo.

El también denominado pago emocional es un conjunto de beneficios que no se traducen en dinero. Sin embargo, sí aportan a la calidad de vida del colaborador dentro y fuera de la empresa. Hablamos de d etalles como salir temprano los viernes, contar con un horario flexible o participar en actividades recreativas, entre otras. Estas pueden hacer que el personal se sienta realmente a gusto en su entorno laboral. Lo que, de algún modo, contribuiría a su bienestar ya su productividad.  

En palabras de Jaime Leal , fundador y director del Emotional Paycheck Institute en Canadá, con quien tuvimos el placer de conversar desde Factorial, “el salario económico sigue siendo un motivante altamente importante para la atracción de talentos, sin embargo, es el salario emocional el que termina por enamorar y retener a esos colaboradores ” .

Si estás evaluando cómo remunerar a tu personal, esperamos que la información que hoy compartimos te haya inspirado. Si buscas gestionar de manera eficiente a tus colaboradores, no dudes en probar nuestro software de RRHH.

¡Descubre Factorial gratis por 14 días y optimiza el talento en tu empresa! 

Publicaciones relacionadas

Dejar comentario